Aspirantes indígenas a la docencia

.

Debido a las Reformas educativas por primera vez en México aspirantes indígenas a la docencia se presentaron a un concurso de ingreso como profesionales de la educación.

En la historia de la educación se observa que con la fundación de la Dirección General de Educación Indígena (DGEI) esa instancia quedó a cargo de la formación de docentes indígenas que eran denominados promotores bilingües, quienes desde 1963 eran contratados con sólo demostrar que hablaban una lengua indígena y que hubiesen terminado la educación secundaria o incluso con la primaria. Es hasta 1993 que se empieza a exigir el bachillerato pedagógico como requerimiento mínimo para acceder a la docencia indígena.

aula01

Actualmente, la educación indígena normada por la DGEI incluye sólo a la educación preescolar y primaria (Ley General de Educación, última actualización de abril de 2013), en tanto no se cuenta con una modalidad de educación secundaria indígena.

Es importante destacar que en la formación docente para la educación indígena, encargada a las escuelas normales, no se contaba con egresados que hablaran alguna lengua indígena, condición indispensable desde el inicio de la educación indígena. Por otro lado, quienes eran normalistas y, de una u otra manera hablaban alguna lengua indígena, no desean inscribirse en ese servicio, por las condiciones de marginación, difícil acceso y aislamiento en que se encuentran las localidades indígenas, además del bajo prestigio que tiene esta modalidad educativa. Así, se volvió indispensable diseñar esquemas que permitieran atender las necesidades pedagógicas de los nuevos maestros indígenas, su actualización y capacitación. Con este objetivo, desde 1984, se estableció el curso de Inducción a la docencia (DGEI, 1987) que en sólo 120 días, habilita a jóvenes egresados de secundaria o de bachilleratos hablantes de lengua indígena, como promotores o profesores bilingües.

Esta situación cambió el pasado 13 de julio de 2014, cuando los aspirantes a desempeñarse como maestros indígenas participaron, por primera vez en la historia de México, en un concurso de ingreso a la docencia como profesionales de la educación, como se señala en el documento denominado Los maestros indígenas en el concurso de ingreso a la docencia publicado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

aula03

Los aspirantes a maestros indígenas presentaron la evaluación sobre Conocimientos y habilidades para la práctica docente. Los principales resultados se resumen a continuación:

Se presentaron 2199 aspirantes a una plaza de educación indígena, de los cuales solamente 22% procedían de escuelas normales, y el resto provenía de universidades diversas, tanto públicas como privadas.

Para ser considerados idóneos, los candidatos debían obtener al menos el nivel II en cada una de las tres evaluaciones: de Conocimientos y habilidades para la práctica docente; de Habilidades intelectuales y responsabilidades ético-profesionales, y de Lengua indígena.

Sólo el 15.8% de los aspirantes obtuvo resultados que permiten considerarlos idóneos. Como se observa en la figura 1.

aula02

Fuente: INEE

En preescolar, 18.4% resultó idóneo; mientras que de los sustentantes en educación primaria, 14.5% obtuvo este nivel. El examen con menor dificultad para los sustentantes fue el de Lengua indígena (Exámenes complementarios), pues 67.9% se ubicó en los niveles II y III. Asimismo, en la evaluación de Conocimientos y habilidades para la práctica docente, 60.5% se colocó en los niveles II y III. En cambio, el examen que presentó mayor dificultad fue el de Habilidades intelectuales y responsabilidades ético-profesionales, en el que solamente 28.5% de los sustentantes obtuvo niveles II y III, lo que ubica a estos aspirantes más de 17 puntos porcentuales abajo del resultado nacional, que fue de 46%.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario