Polémica entre Narro y Lujambio

.

Primera parte

En los últimos días se ha desatado una polémica interesante entre el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro, y el Secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio. La polémica se centra en dos puntos: la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) y la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS).

En estas semanas el rector Narro ha reiterado su desacuerdo con la prueba ENLACE y ha descartado la posibilidad de que la UNAM participe en ella. Las cuestiones técnicas juegan un papel importante en el desacuerdo (comparaciones en donde no se pueden hacer) pero sobre todo el punto de diferencia es el uso que hace la Secretaría de Educación Pública (SEP) de los resultados.

Según Narro esta evaluación ha provocado que las escuelas se distraigan en preparar a los alumnos para responder a los exámenes que a su formación, además de que con la propaganda y su utilización en los medios hace creer a la sociedad que ENLACE determinan si una escuela es mejor o peor, sin tomar en consideración otros elementos que son de igual e incluso mayor importancia. Narro señaló: «¿Es comparable un estudiante de una escuela privada, que llega a su escuela en automóvil, que llega después de haber desayunado bien y que… tiene en su casa todos los implementos… con el caso de una preparatoria rural?» (Reforma, 15 de diciembre, 2009).

A juzgar por las declaraciones, parece que la premisa de la que parte la SEP es que los factores de éxito o fracaso están directamente relacionados con las características propias de las escuelas. Si esto no es así, cuando menos lo parece al publicar los resultados a manera de ordenamientos. Organismos como el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) ha publicado información que muestra que de los factores que menos impactan los aprendizajes son los propios de las escuelas. Esto explica por qué las escuelas privadas, cuyos alumnos provienen de familias con mejores condiciones socio-económicas, son las que obtienen mayor puntuación, es decir los factores de éxito se atribuyen más al contexto del que provienen los estudiantes que a la escuela en la que estudian.

Está claro que la intención del rector Narro es contrarrestar el carácter que la SEP está promocionando a ENLACE como instrumento de alto impacto y con ello se disminuya o elimine su verdadero valor como factor que ayude tanto a las autoridades educativas, profesores, padres de familia y sociedad en general, para conocer la situación de los alumnos y ayudarlos de esa manera en su formación.

Se puede leer en las declaraciones de Narro que ENLACE está causando más daño que beneficio.

Por su parte Lujambio en sus argumentaciones presume que México es el único país en el mundo que realiza una prueba estandarizada y entrega reportes individualizados del desempeño de cada alumno (SEP, diciembre 8, 2009).

Sin hacer mayores averiguaciones, resulta inquietante que ninguno de los países considerados los mejores en educación no hagan tal uso de pruebas y de resultados ¿será que han considerado sus alcances?

En Chile se hace exámenes estandarizados pero los resultados son resguardados por el ejército, seguramente estas medidas tienen que ver con el mal uso de la información.

Algunos otros personajes han participado en la polémica, por ejemplo el presidente ejecutivo del Instituto de Fomento e Investigación Educativa (IFIE), Francisco Mendoza, pidió al rector de la UNAM que no eludiera la realidad, ya que si no se evalúa, no se puede mejorar: «Yo invitaría al Rector a que re evalúe su posición y permita a la sociedad conocer cuál es la situación real de la educación preparatoria que están ofreciendo» (Reforma, 12 de diciembre, 2009).

El 14 de diciembre la SEP, a través del subsecretario de Educación Media Superior, Miguel Székely, respondió al rector de la UNAM que sin la prueba ENLACE seguiríamos actuando en la ignorancia, y consideró que el hecho de que no participe la principal institución educativa de ninguna manera le resta credibilidad a la evaluación, porque en realidad es reflejo de lo que sucede en un país democrático (La Jornada, 15 de diciembre, 2009).

La discusión se centra en cuestionar los problemas de las comparaciones de los alumnos en condiciones diferentes, pero sobre todo por las interpretaciones que la SEP ha hecho de esta evaluación.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (7)

Deja un comentario