Archiv para diciembre, 2015

Tiempos de enseñanza

.

Sobre todo en los contextos críticos donde las escuelas tienen múltiples demandas insatisfechas, cinco horas de clase no son suficientes para garantizar el derecho a la educación. Donde los docentes tienen que lidiar con problemas de la comunidad y en donde en las aulas no se siguen consignas sino que se dispersan en urgencias. En todas estas circunstancias el tiempo destinado a la educación formal se constituye en un asunto central para reflexionar.

aul0011El tiempo que los estudiantes de primaria dedican a aprender cada materia es determinado por completo por la ley en México y en otros siete países, como lo demuestran informes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Por el contrario, señala la organización en su Panorama 2015, en otros países hay cierta flexibilidad para que las escuelas o autoridades públicas elijan cómo asignar parte del tiempo obligatorio de educación entre diferentes materias.

Los resultados de la OCDE indican que en los ocho países en los que la asignación de los tiempos de enseñanza es determinada por completo por la ley, los estudiantes de primaria dedican el segundo porcentaje mayor de su horario educativo obligatorio (78%) a cuatro materias principales: lectura, escritura y literatura; matemáticas; ciencias naturales; y segundo y otros idiomas; como es el caso de México. Sin embargo, se dedica mucho menos tiempo a educación física y salud, y a educación artística que en otros países (4% para ambas materias en México contra 10% en promedio en los otros siete países donde los tiempos de aprendizaje son determinados por completo por ley).

aau

La situación es similar en la educación secundaria, aunque en este nivel el porcentaje de tiempo destinado a educación física y salud, y a educación artística en México es ligeramente más alto (6% en ambos casos) y un considerable porcentaje de tiempo (11%) se dedica al estudio de tecnología.

Tiempo de enseñanza por materia en educación primaria (2015)

Como porcentaje de las horas lectivas obligatorias

aul001

  1. Año de referencia 2014.
  2. Excluye los primeros años de educación primaria en los cuales una gran proporción del tiempo dedicado a las materias obligatorias es flexible.

Los países están clasificados en orden descendente de la proporción de las horas lectivas dedicado a la lectura, escritura y literatura.

Fuente: OCDE, Tabla D1.3a.

A propósito de jóvenes en México

.

Con mucha frecuencia escuchamos la frase “México es un país de jóvenes”, esto tiene que ver con que actualmente se registra el mayor número de jóvenes en el país, en las edades que van de los 15 a 29 años, los que para 2014 representaba 29.9 millones de personas, según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID), aunque esta población empieza a disminuir al haber pasado del 29.4% en 1990 a 24.9% en 2014.

MÉXICO, D.F., 10JULIO2013.- El Fideicomiso Educación Garantizada del Distrito Federal, realizó el Primer Encuentro Prepa Sí, Ciudad de México. el cual reunió a decenas de estudiantes de nivel bachillerato para realizar consultas respecto al mejoramiento de las actividades estudiantiles y sociales en la Ciudad de México. FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO.COM

En cuanto a su estructura por edad, del total de jóvenes, 36.8% son adolescentes de 15 a 19 años, uno de cada tres (34.1%) son jóvenes de 20 a 24 años y tres de cada 10 (29.1%) tienen de 25 a 29 años de edad. En los adolescentes y en los jóvenes de 20 a 24 años la población masculina es mayor a la femenina, con 106.8 y 102.8 hombres por cada cien mujeres, respectivamente; en el grupo de 25 a 29 esta relación se invierte (92.9) debido a la sobremortalidad masculina y, seguramente la migración ha tenido un impacto, ya que es predominantemente masculina y se hace notoria a partir de este grupo de edad.

En cuanto a la educación los datos de ENADID 2014 muestran que 33.8% de los jóvenes cuentan con educación media superior y 19.9% con educación superior. Destaca que 1.2% no cuenta con instrucción o solo tiene el preescolar y 3% tiene primaria incompleta. En los adolescentes, la proporción de aquellos que tienen una escolaridad menor a la primaria completa es de 3%, en tanto que 5.9% cuenta con primaria completa y 42.2% con algún grado de secundaria. Es en el grupo de 20 a 24 años en que hay una mayor frecuencia de jóvenes con educación superior (30 por ciento).

jovenes-voto

Distribución porcentual de la población de 15 a 29 años por grupos quinquenales de edad según nivel de escolaridad, 2010

asaa

clic para ampliar

Fuente: INEGI 2010

En la asistencia escolar, se ha manifestado un equilibrio en términos del sexo. En 1990 la tasa de las mujeres (6.1) las ubicaba a 1.7 puntos respecto al dato de los hombres, que fue de 4.4. En el año 2000, la diferencia fue menor a 1.0 punto, mientras que en 2010 las cifras se equilibraron en 1.9.

La gran mayoría de las entidades experimentaron incrementos en su asistencia escolar a lo largo de este periodo. El Distrito Federal alcanza los más altos porcentajes para los tres años: 36.0, 35.4 y 38.9%, cronológicamente. En cambio, Quintana Roo, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas, son las entidades con menores porcentajes de asistentes a la escuela en el mismo periodo. Cabe destacar que en 2010 todas las entidades igualan o superan 25.0% de asistencia escolar de su población joven, mientras que en 1990 sólo cinco entidades estaban por encima de ese valor.

A pesar de estos datos, México aún cuenta con jóvenes que no saben leer ni escribir, que representaban el 5.3% en 1990, y el 1.9% en 2010, datos que aun duelen.

Seguridad e inseguridad en los espacios escolares

.

En la entrega anterior abordamos algunos de los resultados de la Consulta Infantil y Juvenil 2015 realizada por el Instituto Nacional Electoral (INE), en lo referente al ámbito educativo y continuando con las apreciaciones vertidas en la encuesta, ahora veremos la percepción que los niños y adolescentes mexicanos tienen respecto a la seguridad.

Escuela_simulacro_de_balaceras[1]

La encuesta tuvo la participación que promueve que niños y adolescentes de entre 6 y 17 años, aunque en esta ocasión destacamos los resultados obtenidos en el grupo de 10 a 13 años –un total de 1,049,709 a nivel nacional–, es decir que están o debieran estar en primaria e iniciando la secundaria. Respecto a los espacios en los que se consideran seguros, después de la casa, la escuela es percibida como segura, como lo muestra la siguiente imagen:

au11

Fuente: INE 2015

Para complementar esta información, tomamos el informe sobre violencia de género en la educación básica en México, elaborado por El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en 2009.

En este reporte se lee que el lugar de la escuela en que niños y niñas se sienten más seguros, la mayor parte señaló que es en el salón de clases. Los porcentajes más altos en este caso corresponden a niñas de sexto de primaria, al alumnado de telesecundaria y al de primarias indígenas. Los lugares que continúan en orden de frecuencia en la mención son las canchas y el patio.

Una de las explicaciones que se ofrecen es que en el salón de clases probablemente esté relacionada con la presencia de una autoridad (maestro o maestra) que funge como intermediario en los conflictos que pueden darse entre niños y niñas. En ese sentido, parece que en los espacios donde los alumnos y alumnas se encuentran “solos”, es decir, sin la presencia de personas adultas, se sienten más inseguros.

635832870033108610-guerrero1

En contraparte, también se les preguntó a los niños y niñas por el lugar de su escuela que les da miedo. Destaca que el 36.6 por ciento del alumnado de sexto de primaria y el 42.2 por ciento de secundaria mencionan que ningún lugar. Es decir, que una alta proporción de estudiantes perciben a la escuela como un espacio seguro.

Los lugares señalados como más inseguros por el alumnado de sexto de primaria son los baños, ya que casi el doble de las niñas (22.5%) que de los niños (12.7%) mencionaron que los baños son un lugar que les atemoriza. Los datos desagregados evidencian que es significativamente mayor el temor al baño en el alumnado de sexto de primaria de la población urbana (19.2%) que en la rural (14%). Mientras que los estudiantes de las escuelas ubicadas en lugares con alto nivel de marginación, muestra el porcentaje más elevado de temor al baño (23.8%), frente a los niveles medio y bajo de marginación en este mismo grado de estudios.

El estudio concluye que puede haber una asociación por género y grado de urbanización respecto del temor manifiesto a los baños escolares en el alumnado de sexto de primaria. Las niñas de las escuelas ubicadas en comunidades urbanas presentan mayor temor a este sitio.

Se observa que es menor el porcentaje del alumnado de secundaria que menciona que el baño es un lugar que le da miedo (12.4%), sin mostrar diferencias significativas entre ninguna de sus variables.

Es de resaltar que son más los niños que las niñas tanto de sexto de primaria (40.1% y 32.9% respectivamente) como de secundaria (44.7% y 34.8% respectivamente) que señalan que nada les atemoriza en la escuela. Las explicaciones son varias, sin embargo puede deberse a los siguientes factores: por un lado, puede ser que en la práctica cotidiana las niñas efectivamente se vean expuestas a más incidentes de violencia dentro de la escuela. Por otro lado, los niños pueden sentirse comprometidos a responder que no tienen temor, en el contexto de una socialización masculina estereotipada que supone que los hombres son valientes.

Otro sitio mencionado como atemorizante por los niños y niñas son las canchas y patios, que son los lugares que frecuentan durante el recreo.

au111

Fuente: UNICEF

Finalmente, y como dato altamente significativo, el 18.1% del alumnado de secundaria mencionó que el lugar de su escuela que más le atemoriza es la dirección, espacio que comúnmente visitan los y las alumnas en caso de ser remitidos para alguna sanción ¿o diríamos para algún castigo?

Impacto de la violencia en la educación

.

Resultan altamente ilustrativos los datos que muestran la Consulta Infantil y Juvenil 2015, entre otros rubros en el educativo, en el que se resalta el impacto que tiene la violencia y el crimen organizado en niños y adolescentes mexicanos.

dsd

La encuesta fue realizada por el Instituto Nacional Electoral (INE), cuyo lema este año fue “Por un México con justicia y paz, tu opinión cuenta” y constituyó un ejercicio de participación que promueve que niños y adolescentes de entre 6 y 17 años opinen sobre asuntos y problemas que les afectan, en la que participaron 2.6 millones.

Los resultados están presentados en tres grupos de edad: de 6 a 9, de 10 a 13 y de 14 a 17 años, tanto a nivel nacional como estatal.

admin_fotos_2014-06-11_Norte_302429.jpg

Los resultados de la encuesta muestran la importancia de la educación formal, ya que no asistir a la escuela sitúa a los chicos en mayor riesgo, por ejemplo el 26% de adolescentes de entre 14 a 17 años, a nivel nacional, que no estudian han recibido invitaciones a sumarse a un grupo delictivo, mientras que el porcentaje de quienes sí van a la escuela es de 17. En el mismo grupo de edad que no estudia, a 38% les han ofrecido drogas, mientras que a un 31% de los que están en la escuela.

En el mismo grupo de edad se les preguntó si habían sufrido violencia y un 19.5% contestó que sí a nivel nacional, mientras que la respuesta de los adolescentes poblanos (16,085) fue de 19.3%.

En cuanto a la percepción de la seguridad, la mayoría de chicos se sienten más seguros en su casa, seguido por la escuela y sus alrededores, en donde el 72.8% a nivel nacional se siente seguro, mientras que en Puebla 70.5% declaró sentirse seguro.

Además de la violencia, la mayoría de adolescentes desconocen que existe una nueva Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en México, ya que el 49.2% señaló no saber a nivel nacional y en Puebla el 43.4% desconoce esta ley.

Menos del uno por ciento de mexicanos logran un doctorado

.

Maestrías y doctorados en México

De acuerdo con un análisis de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Panorama de la Educación 2015, las tasas de ingreso a la educación superior en México son más bajas que el promedio de la organización, en especial en el nivel de maestría y doctorado.

k-bigpic1

Según el reporte, en México sólo cerca de una de cada cinco personas de 25 a 64 años de edad y una de cada cuatro de 25 a 34 años tienen un título de educación superior. El porcentaje de las personas de 25 a 34 años con educación superior aumentó en 8 puntos porcentuales entre 2000 y 2014 (de 17% a 25%), en tanto que en promedio en los países de la OCDE aumentó en 15 puntos porcentuales (de 26% a 41%).

En México, se espera que 38% de los jóvenes ingresen a la educación superior en el transcurso de su vida (el promedio de la OCDE es 67%). La diferencia entre el promedio de la OCDE y México es evidente en los niveles más avanzados de educación superior, que se denominan posgrados. Se estima que cerca de 4% de los jóvenes mexicanos obtendrán un título de maestría en su vida (el promedio de la OCDE es 22%) y que menos de 1% completará un programa de doctorado (el promedio de la OCDE es 2%).

graduacion-ilustracion-640x280-25072014

 El fenómeno anterior tiene que ver desde el ingreso, ya que las tasas son también bajas: se calcula que el 3% de los jóvenes de México se matriculen en este tipo de programa, en comparación con el promedio de 18% en los países de la OCDE; mientras que en otros países latinoamericanos las tasas de ingresos están muy por arriba de las estimadas en México, por ejemplo en Chile es el 49% y en Colombia 16%.

En cuanto a los estudiantes que se fueron al extranjero a estudiar algún posgrado, el estudio señala que cerca de 28 mil estudiantes mexicanos se fueron en 2013 a cursar diversos programas en el mundo, la mitad de ellos en Estados Unidos. Esto representa alrededor de 0.8% de los estudiantes nacionales, una proporción menor que el promedio de la OCDE (1.6%) o que el porcentaje de estudiantes nacionales chinos matriculados en el extranjero (2.1%), pero es comparable con el porcentaje de estudiantes de Indonesia, Chile y Sudáfrica.

Mba Concept

Estos datos se dan a pesar de que las tasas de empleo son de 5 a 9 puntos porcentuales más altas para los adultos con educación superior (denominada en la OCDE como terciaria) que para los adultos con sólo educación media superior, quienes, a su vez, tienen tasas de empleo de 6 a 12 puntos porcentuales más altas que las de aquellos cuyo nivel más alto de logro educativo es menor que la educación media superior, como se muestra en la tabla:

au8

El estudio también señala que en México un graduado de educación superior gana el doble que un adulto cuyo nivel educativo más alto es el medio superior, y este último gana casi el doble que un trabajador con educación por debajo del nivel de educación media superior, en promedio. Estas diferencias son mucho mayores que los promedios de la OCDE.