Archiv para marzo, 2015

Decálogo de la evaluación

.

A inicios de marzo de este año se realizó el Segundo Congreso Latinoamericano de Medición y Evaluación Educacional (COLMEE), cuyo objetivo es proporcionar una instancia de encuentro para que profesionales de distintas disciplinas profundicen sus conocimientos sobre la medición y evaluación educacional, además de conocer, reflexionar y debatir acerca de las experiencias y hallazgos en torno a estas temáticas en los distintos países de América Latina.

aul02

El COLMEE, realizado en la Ciudad de México, fue organizado por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) con el apoyo de 17 instituciones y organismos de la región, con el tema central la Evaluación de docentes y directivos escolares.

El COLMEE dirigido a académicos, especialistas e investigadores en los campos de la medición y evaluación educativa, así como a quienes toman decisiones sobre política educativa. Se propone ser un espacio para el intercambio de conocimientos y experiencias sobre algunos aspectos y desafíos conceptuales, técnicos y de política pública, implicados en el desarrollo de los sistemas de evaluación docente y de directivos escolares, así como sobre sus usos y consecuencias.

aul01

Entre los conferencistas se encontraba el Lic. Felipe Martínez Rizo, quien fue el primer Director General del INEE, quien como parte de sus conclusiones expuso su decálogo de la evaluación, mismo que a continuación cito:

Si quieres hacer una buena evaluación, deberás respetar los siguientes mandamientos:

1. Amarás a la educación sobre todas las cosas; no pondrás a la evaluación por encima de ella.

2. No evaluarás en vano

3. Santificarás el propósito de la evaluación y subordinarás a él su diseño.

4. Honrarás validez y confiabilidad de la evaluación.

5. No dañarás a los niños ni a los maestros.

6. No fastidiarás a las escuelas.

7. No difundirás falsos resultados ni ocultarás los verdaderos.

8. No reducirás la evaluación a pruebas.

9. No desearás la evaluación de tu prójimo.

10. No codiciarás los resultados ajenos.

Estos diez mandamientos se encierran en dos, en servir y amar a los alumnos sobre todas las cosas, y a los maestros como a uno mismo. Amén