Archiv para enero, 2014

Niñez indígena en México (Perfil educativo)

.

140121-aulav-00

Reforzar la educación intercultural y bilingüe en todos los niveles educativos, en beneficio de grupos que viven en comunidades rurales dispersas, debe ser una estrategia para la equidad en la educación, con prioridad en las escuelas indígenas y a las ubicadas en comunidades dispersas para impulsar la equidad en la educación menciona el Programa sectorial de educación 2013-2018.

140121-aulav-01

La población infantil indígena en México constituye la población con mayores carencias y el menor grado de cumplimiento de sus derechos fundamentales. Según datos del Consejo Nacional de Población (CONAPO), hay alrededor de 13.7 millones de personas indígenas en el país, de los cuales 6.7 son hombres y 6.9 son mujeres, los que se afilian a 62 diferentes grupos étnicos.

 

140121-aulav-02El 76.1% de la población de habla indígena vive en pobreza. La mayoría de los cuales viven en comunidades de las casi 25,000 ubicadas en zonas de difícil acceso, lo que sin duda está vinculado directamente con la exclusión escolar y en el incumplimiento de otros derechos de los niños indígenas.

 

Los estados con mayor número de indígenas son los del sur y sureste del país: Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Yucatán y Puebla, con un total de 7.3 millones.

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señala que el 33.2% de los niños indígenas menores de 5 años sufría de baja talla en 2006, en comparación con el 12.7% de todos los niños de esa edad. La tasa de mortalidad infantil de la población indígena es 60% mayor que la de la población no indígena.

 

Composición étnica de México

140121-aulav-03

Fuente: SITEAL con datos de CELADE. Sistema de Indicadores Sociodemográficos de Poblaciones y Pueblos Indígenas, basado en INEGI-CPV, 2005

 

El conjunto de factores en los que se desarrollan los niños indígenas también se refleja en su bajo nivel de logros educativos. Se estima, continúa mencionando la organización, que la tasa de analfabetismo entre los pueblos indígenas es cuatro veces más alta (más de 26% de la población de 15 años y más) que el promedio nacional (7.4%). Una de cada tres escuelas primarias generales es multigrado, mientras que dos de cada tres escuelas indígenas son multigrado, es decir, sus docentes atienden más de un grado. En 2005, apenas el 13 % de los estudiantes del 6to grado de primaria en las escuelas indígenas se encuentra en el grupo más alto en términos de comprensión lectora, comparado con el 33% de promedio nacional. El 51% se encuentra en el nivel más bajo (el promedio nacional es de 25%).

140121-aulav-04

Muchos niños y niñas indígenas dejan de ir a la escuela porque tienen que comenzar a trabajar a una edad muy joven. El 36% de los niños indígenas entre 6 y 14 años de edad trabajan, el doble que el promedio nacional calculado en 15.7% (Según el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática, INEGI).

 

También hay que agregar al menos dos factores: el primero, que los pueblos indígenas tienen un índice alto de migración interna hacia las zonas agrícolas en el norte de México. Se estima que en 2003 el 48.7% de los niños que trabajaban como jornaleros agrícolas hablaban alguna lengua indígena y el 42.9% no asisten a la escuela.

140121-aulav-05

El segundo factor es la temprana vida en familia que asumen los niños indígenas. Hay una diferencia significativa entre el porcentaje de mujeres indígenas que se casó antes de los 15 años de edad (casi 5%) comparado con las mujeres no indígenas (2%). Asimismo cerca del 24% de las mujeres indígenas se casó antes de los 18 años de edad, mientras que el 15% de las mujeres no indígenas lo hizo a esta edad.

 

En cuanto al tema del analfabetismo, en México hay 5.1 millones de personas en esta condición de analfabetismo; de éstas, 3.1 millones son mujeres y 2.0 millones son hombres. Aproximadamente la cuarta parte de los varones que no saben leer ni escribir, así como un tercio de las mujeres analfabetas son indígenas, según datos del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA).

Inversión privada en educación

.

El gasto nacional en educación está conformado por la inversión total que realizan los gobiernos federal, estatal, municipal y los particulares en educación, tecnología y preservación de la cultura en un determinado año fiscal. Incluye al total de recursos que destinan a la educación en todos los niveles y modalidades de servicio, así como para llevar a cabo las actividades de investigación, cultura y deporte.

140115-aulav-01

Al ser presentado de acuerdo al origen de los recursos —federal, estatal, municipal y privado— se puede observar la participación de cada uno de estos sectores en esta función de desarrollo social.

 

Puede observarse que el gasto público es mayor que el privado (en cualquier nivel o modalidad), el cual se ha mantenido constante. De estos gastos, las mayores aportaciones son federales.

140115-aulav-02

 

Fuente: Muévete por la educación, con datos de la SEP

 

Aun cuando esta tendencia (mayor gasto público que privado) se mantiene constante, es de destacar que del periodo comprendido entre 1980 y 2010 la inversión privada es la que ha logrado el mayor incremento, al pasar de 7 al 21%, es decir que hay una diferencia de 14 puntos porcentuales.

140115-aulav-00

Si bien la principal fuente de este gasto privado es el pago de colegiaturas, es innegable que cada vez más empresas se involucren en temas de educación. En México el despegue se da a partir del 2000, periodo que coincide con la llegada de Fox a la presidencia de la República.

Educación de calidad

.

El pasado 13 de diciembre se publicó el Programa Sectorial de Educación (PSE), en él se encuentra expresamente señalado que la reforma constitucional del 26 de febrero de 2013 obedece a la intención de brindar una educación de calidad.

140107-aulav-00

Aunque en la historia de la educación en México no se utilice el término calidad, esas ideas no son novedosas ni se remontan a Echeverría o a los ochenta, durante el gobierno de Miguel de la Madrid cuando señaló que el primer objetivo de la “revolución educativa” era elevar la calidad de la educación. Su historia es larga.

En el diagnóstico del PSE se parte de la idea de que hasta hace poco la alfabetización era fundamental y estaba dedicada a la población que se multiplicó 10 veces en el siglo XX, por tanto el objetivo fue la cobertura.

 

Jesús Silva Herzog (como subsecretario de Educación Pública), en 1931 comentaba sobre la expansión de la enseñanza primaria y la creación de cientos de escuelas en las áreas rurales y las ciudades durante la época de Vasconcelos, diciendo que lo que había ganado en extensión se había perdido en intensidad.

140107-aulav-01

En el mismo PSE se puede leer que ni la cobertura se ha logrado plenamente: ya que el 87% de niños de cinco años están en la escuela, 96% de los que tienen 12 y 87% de los que tienen catorce (coincidente con  la edad para terminar la secundaria).

 

Cobertura (tasa bruta de escolarización) en Educación Básica (1990-2012)

140107-aulav-02

La Cobertura o tasa bruta de escolarización corresponde al número total de alumnos inscritos en un nivel educativo al inicio del ciclo escolar, por cada cien del grupo de población con la edad reglamentaria para cursar ese nivel.

Fuente: PSE, con datos de la SEP, DGPyEE, Formatos 911.

 

A los 15 años, cuando se inicia la educación media superior 79% de los jóvenes están inscritos en alguna institución y a los 18, cuando se debe concluir, menos de la mitad. De tal manera que más de 32 millones de 15 años y más no terminaron la primaria o secundaria.

Cobertura (tasa bruta de escolarización) en Educación media superior y superior (1990-2012)

140107-aulav-04

La Cobertura o tasa bruta de escolarización corresponde al número total de alumnos inscritos en un nivel educativo al inicio del ciclo escolar, por cada cien del grupo de población con la edad reglamentaria para cursar ese nivel. Los datos se refieren únicamente a la población que cursa sus estudios en el sistema escolarizado.

Fuente: SEP, DGPyEE, Formatos 911.

140107-aulav-06

Aunque por largo tiempo se habla de la calidad de la educación, no hay una definición detallada de ésta, aunque sí hay una convención de los elementos que incluye, seguramente el más importante es el rendimiento escolar. Seguramente por esta razón el PSE propone centrar el trabajo en reforzar las capacidades de comprensión lectora, expresión escrita y verbal, razonamiento analítico y crítico, creatividad y, de manera destacada, la capacidad para aprender a aprender.