Archiv para abril, 2013

Educación para la sexualidad

.

En México, la educación para la sexualidad se ha incluido como parte del currículo oficial a partir de quinto de primaria. Aún con esto, Fundación IDEA pudo identificar sólo algunos documentos con información en cuanto a las necesidades jóvenes en este tema. Una encuesta realizada por la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (MEXFAM/INSAD) en el año 1999, revela que el ámbito más confiable para que los adolescentes hablen del tema de la sexualidad, es la escuela. La Tabla 1 muestra que alrededor de 57% y 65% de los adolescentes urbanos han hablado con sus maestros y maestras acerca de los embarazos no deseados y anticoncepción, respectivamente, mientras que sólo 25.6% y 17.8% han abordado dichos temas con sus padres. graf1

Tabla 1: Porcentaje de adolescentes urbanos en México (1519 años) que han hablado sobre embarazo no deseado y anticoncepción, 1999

 Fuente: Encuesta Gente Joven 1999, MEXFAM/INSAD 2000.

En este mismo sentido, la Encuesta Nacional de la Juventud (ENJ) 2010 indica que más de 53% de los jóvenes identifican a su escuela como el ámbito en el que recibieron la mayor cantidad de información sobre sexualidad. Los padres de familia ocupan el segundo lugar con un 24.1%, como se puede observar en la Gráfica 1.

graf2

Gráfica 1: Porcentaje de adolescentes según el ámbito en donde recibieron más y mejor información sobre sexualidad, México, 2010

Fuente: Elaborada por Fundación IDEA con datos de ENJ 2010

Aunado a lo anterior, los adolescentes encuestados en la ENJ 2010 identificaron a las personas con quienes han hablado sobre sexualidad. La Tabla 2 muestra que los adolescentes muestran una clara preferencia por hablar del tema con sus docentes o sus padres y madres. Sin embargo, se observa que los jóvenes que residen en áreas rurales, prefieren hablar de la sexualidad con algún maestro o maestra, mientras que los que residen en áreas urbanas, prefieren discutir del tema con sus padres y madres. graf3

Tabla 2: Distribución porcentual de las y los adolescentes según el tipo de persona con quién han hablado sobre sexualidad en México (porcentajes de jóvenes), por rangos de edad, sexo y lugar de residencia, 2010

Fuente: Elaborada por Fundación IDEA con datos de ENJ 2010.

Día mundial del libro

.

El 23 de abril se celebra el “Día Internacional del Libro y el Derecho de Autor”. Ésta es una celebración declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO) en 1995. Esta idea surge como una estrategia para fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.

La fecha se eligió por la coincidencia con el nacimiento o fallecimiento de algunos escritores como Cervantes Saavedra, Shakespeare, Garcilaso de la Vega, Druon, Laxness, Nabokov, Pla, Mejía Vallejo.

A partir de 2001 se nombró capitales de países del mundo como “Capital Mundial del Libro”, siendo Madrid la primera, en 2011 Buenos Aires fue designada con esta categoría, en 2012 la ciudad armenia de Ereván y este año será nombrada Bangkok.

Los mexicanos llegamos al Día Mundial del Libro 2013 en un entorno de crisis de lectura. Según datos de la Encuesta Nacional de Lectura 2012, De la penumbra a la oscuridad… de la Fundación Mexicana para el Fomento de la Lectura A.C.; sólo 46% de los mexicanos leen, mientras que el 56% que decían leer hace seis años; es decir, más de la mitad de la población mayor de 12 años ya no lee libros.

Los datos sobre hábitos y comportamientos lectores de las personas se presentan los resultados sobre cambios en la lectura actual de libros, revisados por género, edad, escolaridad e ingreso.

 

Lectura actual de libros por género, edad, escolaridad e ingreso

mensual del hogar

Fuente: Encuesta Nacional de Lectura 2012

 

Se compara datos del 2006 con el 2012 de la lectura de libros y se observa una disminución muy significativa en el número de lectores de libros (una caída del 10 %), y el resultado actual es que más de la mitad de la población ya no lee libros.

 

Libros leídos por los mexicanos mayores de 12 años en los últimos

6 meses

Fuente: Encuesta Nacional de Lectura 2012

 

También se observa el cálculo aproximado del número de libros leídos al año, en donde no ha habido cambios con respecto al 2006.

 

En cuanto a las preferencias de los mexicanos por el tipo de material de lectura –periódicos, revistas, libros– resalta el dato que por lo general es mayor el grupo de personas que no expresan ninguna preferencia por algún tipo de material de lectura.

 

Preferencias de lectura de los mexicanos

Fuente: Encuesta Nacional de Lectura 2012

 

La lectura es vista como un asunto estrictamente escolar, poco practicada en otros ámbitos, por lo que al salir de la escuela la mayoría de jóvenes dejan de leer.

¿Educación inclusiva?

.

Si se consideran sólo a dos grupos vulnerables en México: indígenas y discapacitados, nos encontramos que según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), para el año 2009, calculó que existían aproximadamente 10 millones de indígenas en México.

En la Evaluación transversal: políticas y programas para el desarrollo de la juventud. Anexo 2. Diagnóstico de la situación de la juventud en México (2012), de fundación IDEA, se puede leer que esta población está dividida en 64 grupos étnicos y 68 agrupaciones lingüísticas con 364 variantes. De la misma forma, la población mayor de 12 años en México se eleva a 84.9 millones de personas, de los cuales 5.8 millones hablan alguna lengua indígena.

El rezago de la cobertura educativa para la población indígena es derivado de la falta de oferta educativa. Si se compara el porcentaje de la población analfabeta indígena con la población hispanohablante, la diferencia es notable, como se puede observar en la Gráfica Tasas de analfabetismo en México. Mientras que la tasa de analfabetismo es de 1.5% para jóvenes hispanohablantes entre 15 y 19 años, ésta es de 8.1% para indígenas en el mismo rango de edad.

De la misma forma, alrededor del 25% de la población analfabeta en México es indígena. Específicamente, la tasa de analfabetismo en la población indígena de México es del 31.3%, mientras que es del 6.7% en la población hispanohablante. Además, existen comunidades con tasas de analfabetismo superiores al 70% y estados con tasas de analfabetismo que alcanzan el 50% en poblaciones indígenas.

 

Tasas de analfabetismo en México, según la lengua materna y por rangos de edad, 2009

Fuente: Fundación IDEA. Instituto Nacional para la Educación de los Adulto, 2009

 

Los esfuerzos para ampliar la cobertura educativa para la población indígena se han concentrado en el nivel básico. Para 2005, la cobertura en este nivel alcanzaba el 91.1% de la población potencial; mientras que para el grupo de jóvenes de 15 a 17 años, la cobertura era del 53.9% y, en el grupo de jóvenes de 18 a 24 años, el porcentaje de la población que no asistía a la escuela se incrementaba hasta el 82.8%.

Por otro lado, en cuanto al tema de jóvenes con discapacidad, el Censo de Población 2010 identificó a 5.7 millones de individuos (más del 5% de la población total) que viven con alguna discapacidad.

Para la población entre 12 y 29 años de edad, el mismo Censo estima que cerca del 2% vive con algún tipo de discapacidad; lo que significa 607 mil 277 jóvenes. En el año 2010, el sistema educativo nacional atendió a 553,387 estudiantes a través de las 27,259 escuelas que cuentan con apoyo de algún servicio de Educación Especial; aunque no se encuentra información por tipo de discapacidad. En la Gráfica se observan el número de escuelas con servicios de Educación Especial.

 

Evolución del número de escuelas con servicios de Educación Especial, servicios ofrecidos y alumnos y alumnas atendidos en México, ciclo escolar 2009 – 2010

Fuente: Fundación IDEA. Instituto Nacional para la Educación de los Adulto, 2009

 

Los datos muestran que los servicios ofrecidos, tienden a reducirse entre 2009 y 2010, mientras que incrementa el número de alumnos y alumnas atendidos.

Perfil educativo de jóvenes mexicanos

.

Los jóvenes en México tienen en promedio 9.3 años de escolaridad, mientras que uno de cada 100 no tiene ningún grado de escolaridad, son algunos de los datos que se pueden leer en la Evaluación transversal: políticas y programas para el desarrollo de la juventud. Anexo 2. Diagnóstico de la situación de la juventud en México (2012), de fundación IDEA.

Los datos presentados en este estudio fueron elaborados con base en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2010. Los datos muestran, además, que el porcentaje más alto de jóvenes sin escolaridad se concentra entre jóvenes de 25 a 29 años de edad. Este descenso en el número promedio de años de escolaridad en el rango de edad marcado se puede explicar por el nivel bajo de cobertura escolar que existía.

Las tasas brutas de escolaridad han mejorado en los años recientes en México.

 

En lo que se refiere a los resultados de los alumnos dentro del sistema educativo, se parte de los datos arrojados por la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE). Esta evaluación pretende brindar información comparable de los conocimientos y habilidades que tienen los estudiantes en los temas evaluados.

 

Los resultados de ENLACE 2010 indican mejorías recientes en los resultados a nivel de primaria tanto en español como en matemáticas, como se puede observar en las Gráficas Evolución de los niveles de logro (tanto para primaria como para secundaria). De la misma forma, aunque de manera parcial, los resultados de secundaria también muestran mejorías.

 

Evolución de los niveles de logro en la prueba ENLACE Español y Matemáticas, nivel Primaria, 20062010

(porcentaje de alumnos ubicados en cada segmento)

Evolución de los niveles de logro en la prueba ENLACE Español, nivel Secundaria, 20062010 (porcentaje de alumnos ubicados en cada segmento)

Otros datos que son analizados son los que resultan de la prueba PISA (Programme for International Student Assessment), estudio a nivel internacional, administrado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

 

PISA pretende evaluar los sistemas educativos de diferentes países (desde el año 2000). En dicha prueba, el desempeño de jóvenes mexicanos muestra una mejoría estadísticamente significativa en matemáticas, aunque no en lectura ni en ciencias, como se observa en la Gráfica Evolución del resultado promedio de los estudiantes mexicanos.

A pesar de este avance, las calificaciones obtenidas por estudiantes mexicanos son, consistentemente, las más bajas entre los países miembros de la OCDE, como se puede notar en la siguiente Gráfica.

 

 

Rezago educativo

.

 

La pobreza es medida por el CONEVAL utilizando 8 dimensiones: ingreso, rezago educativo, acceso a la salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, acceso a servicios básicos en la vivienda, acceso a la alimentación, grado de cohesión social.

En el estudio Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México, 2008-2010, de El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL); las familias con niños y adolescentes tuvieron un crecimiento en la carencia de acceso a la alimentación y disminuyeron sus ingresos entre 2008 y 2010.

La población infantil que presentó mayores niveles de pobreza y vulnerabilidad fue 0 y 5 años.

 

Entre 2008 y 2010, la población infantil y adolescente en pobreza pasó de 21.5 millones a 21.4 millones. Esto puede explicarse, por un lado, por la disminución porcentual de las carencias sociales (sobre todo en el acceso a los servicios de salud, el acceso a la seguridad social y el rezago educativo) fue mayor entre la población infantil que entre la población en general; y por el otro, a que el aumento en la carencia por ingresos fue menor en la población infantil que en la población total.

 

En el mismo periodo fue posible observar una mejora en cinco de los seis indicadores de carencia social, tanto para niños y adolescentes como para la población general. El porcentaje de la población total con carencia por acceso a los servicios de salud pasó de 40.8 a 31.8%; entre la población infantil y adolescente pasó de 41 a 29.8%.

En el caso de la carencia por acceso a la seguridad social pasó de 65 a 60.7 entre la población total y de 73.9 a 64% entre niñas, niños y adolescentes. Adicionalmente, se observaron mejoras en los indicadores de carencia por rezago educativo, calidad y espacios de la vivienda y servicios básicos en la vivienda.

 

A pesar de los avances registrados, en 2010 un alto porcentaje de la población infantil y adolescente tenía insatisfechos sus derechos sociales. En 2010, tres de cada cuatro niños o adolescentes mexicanos padecían alguna carencia social y uno de cada cuatro presentaba tres o más carencias sociales.

 

De este total, 9.8% tenían carencia por rezago educativo; 29.8% carencia por acceso a los servicios de salud; 64% carencia por acceso a la seguridad social; 20.1% carencia por calidad y espacios de la vivienda; 19.8% carencia por servicios básicos en la vivienda, y 29.5% carencia por acceso a la alimentación.

A pesar de las disparidades entre las distintas regiones y zonas geográficas, en ciertos in­dicadores las brechas han disminuido. En las localidades con menos de 2,500 habitantes la incidencia de la carencia por rezago educativo y acceso a los servicios de salud era de 12.9 y 30% en 2010, respectivamente; en tanto que en las localidades con 100 mil habitantes o más, estos porcentajes eran de 8 y 30.4% en ese mismo año.

El estudio concluye que, entre otros factores, es relevante invertir en la niñez y adolescencia de forma progresiva y continua, así como atender las carencias sociales en materia de salud, alimentación y educación.

Pobreza infantil atenta contra sus derechos

.

La pobreza en México afecta en mayor medida a niños y adolescentes, según el estudio Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México, 2008-2010, de El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

De acuerdo con este estudio, en los años de referencia, 21.4 millones de niños y adolescentes (53.8%) se encontraban en situación de pobreza, en comparación con 52 millones de la población en general (46.2%).

El número de niños y adolescentes (de 0 a 17 años) pobres no se incrementó entre 2008 y 2010. Sin embargo, los niveles de pobreza de este grupo de población fueron más altos en comparación con el resto de la población mexicana.

En 2010, la población infantil y adolescente que se encontraba en situación de pobreza era de 21.4 millones (53.8%) en comparación con el 52 millones (46.2%) de la población en general. En el caso de la pobreza extrema, 5.1 millones (12.8%) de la población infantil y adolescente la padecía en 2010, frente a 11.7 millones (10.4%) entre la población en general.

La población infantil y adolescente en situación de pobreza no es un grupo homogéneo. La pobreza afecta en mayor grado a las poblaciones indígenas, los que viven en las zonas rurales o los que pertenecen a hogares con más integrantes o padres con poco nivel de educación escolar. Los resultados muestran que 7 de cada 10 niños y adolescentes indígenas vivían en pobreza en 2010.

Sin duda esta alta proporción de niños y adolescentes en pobreza (54%) y pobreza extrema en México (13%), constituye una violación de sus derechos, entre los que se encuentra a la educación, lo que ha llevado al rezago educativo; en donde se tiene una cobertura del 95% de niños y adolescentes que asisten a la escuela. El reto es la atención a la población infantil que está fuera de edad en el proceso educativo y que es complicado hacerlos regresar a la escuela; señaló Hernández Licona, Secretario Ejecutivo del CONEVAL.

El estudio, se sustenta en la metodología para la medición multidimensional de la pobreza y toma en cuenta lo que señala la Ley General de Desarrollo Social (LGDS), como se aprecia en el siguiente esquema:

La situación de pobreza en México entre 2008-2010, el CONEVAL la presentó como se observa en la tabla.

 

La situación de pobreza está extendida en las 32 entidades del país, pero se acentúa en comunidades de menos de 2 mil 500 habitantes y las entidades que concentran el mayor número de infantes pobres son el Estado de México, con más de 2.5 millones, y Veracruz y Puebla, con más de 1.5 millones, en cada uno

 

 

Techo de cristal

.

Techo de cristal es el nombre que se ha dado a las escasa participación de las mujeres en puestos directivos: “Es una barrera que aunque no la veas o toques existe y limita el acceso de las mujeres a puestos de decisión” (MOPAV). Esta definición está incluida en la campaña “Por una cultura institucional sin Techos de cristal… porque las oportunidades son para todas y todos”.

130403-aulav-01

El MOPAV es el Módulo de orientación, prevención y atención de la violencia de género que funciona en la Secretaría de Educación Pública (SEP), que fue puesto en funcionamiento a partir de 2008.

En la campaña coordinada por el MOPAV se incluyen algunos datos interesantes sobre la participación femenina en puestos importantes:

130403-aulav-02

  • 26.4% son Diputadas
  • 19.5% son Senadoras
  • 10.5 son Secretarias de Estado
  • 18.1 son Ministras
  • 6.2 es Gobernadora
  • No hay Subsecretarias en la SEP
  • De los puestos directivos en la SEP, sólo el 28% son ocupados por mujeres

Fuente: INMUJERES y DGPP 2010

130403-aulav-03

Estos datos son complementados por alguna información para aquellos que consideran que los puestos más importantes son sólo para los hombres:

130403-aulav-04

  • El ausentismo masculino (303 días en promedio al año) es superior al femenino (2.75 días), sin considerar los días no trabajados por licencia de maternidad en el IMSS (Citado en OIT, 2002).
  • Del 100% de personas tituladas en el nivel Licenciatura durante 2010, el 59% fueron mujeres en comparación con el 41% de hombres (UNAM 2010).
  • Alentar el equilibrio entre la vida familiar y laboral eleva la productividad de las organizaciones (OIT, 2004).
  • Se constata que las características consideradas “femeninas” como la integridad, diligencia, sentido de la cooperación y sinceridad, se consideran cada vez más como cualidades que pueden valorizar la imagen de una organización (OIT, 2004).