Archiv para 19 febrero, 2012

Ineficiente gasto en la educación Primera parte

.

En México, el gasto educativo ha crecido considerablemente en los últimos 20 años, pasando de 4.1% en 1990 a 6.7% en 2010. Este y otros datos interesantes sobre la inversión económica que México hace en educación, se encuentran en el estudio “Gasto en Educación: La eficiencia del financiamiento educativo en México” difundido por fundación IDEA.

En este estudio se puede leer que tan sólo entre 1995 y 2004 el gasto en educación en México se incrementó en un 47% en términos reales, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE, 2007). México es uno de los países de la OCDE que destina mayor proporción de su gasto programable a educación, 23% (OCDE, 2007).

El gasto en términos absolutos muestran, en contraste, que en el 2006 México invirtió por alumno mil 650 dólares en primaria y en secundaria mil 500. A diferencia de los 5 mil 450 y 6 mil 600 que se gastan en promedio los países de la OCDE en estos mismos niveles.

En educación media, se observa que México invirtió 2 mil 800 por alumno, mientras que en la OCDE es 7 mil 582 dólares. En educación superior en México se gastó 5 mil 800 y el promedio OCDE 11 mil 200 (OCDE, 2007).

Fuente: Gasto en Educación: La eficiencia del financiamiento educativo en México

Como se observa, la brecha entre el gasto por alumno en México y en otros países desarrollados es todavía muy grande. En el estudio en referencia se menciona que si un alumno estudiara el ciclo educativo completo en escuelas públicas (incluyendo educación superior), en México se gastaría 19 mil200 dólares en su educación. Estas cifras están por debajo de lo que se gasta en Estados Unidos en un solo año de educación universitaria por alumno.

Las cifras manejadas muestran que en términos relativos el gasto público educativo podría ser considerado como alto, sin embargo en términos absolutos se requiere que en México se realicen mayores inversiones en el sector educativo. Lo que pone en evidencia la ineficiencia del gasto educativo.