Archiv para enero, 2012

Jóvenes mexicanos inactivos

.

Un 18.4% de adolescentes mexicanos entre 15-19 años y una cuarta parte de los jóvenes entre 25-29 años no están recibiendo educación y están desempleados. Esto representa una cuarta parte de aquéllos en edad de 15-19 años en México, lo que coloca a nuestro país en los últimos lugares, solamente detrás de Turquía e Israel; según los datos del Panorama de la Educación en México 2011 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los niveles de inactividad están directamente relacionados con las diferencias de género. En México, la proporción de mujeres entre 15 y 29 años que no reciben educación y que están desempleadas es 3.6 veces superior a la de los hombres.

Fuente: OCDE Panorama de la Educación en México 2011.

Este contraste aumenta con la edad, mientras que la proporción de mujeres inactivas entre 15 y 19 años es 2.3 mayor que la de los hombres, entre 20 y 24 años la proporción aumenta a 3.9 veces y a 5.1 veces para la población entre los 25 y los 29 años.

Fuente: OCDE Panorama de la Educación en México 2011.

México tiene la mayor propensión a la inactividad entre las mujeres entre los países representados en Panorama de la Educación 2011 y casi duplica a la de Brasil.

Las carreras favoritas

.

Las carreras del área de Ciencias sociales y administrativas son las favoritas de los alumnos mexicanos. Al menos la mayor cantidad de alumnos de licenciatura están inscritos en algún programa de esa área.

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) identifica 6 áreas de conocimiento: Ciencias naturales y exactas, Ciencias de la salud, Ciencias agropecuarias, Ingeniería y tecnología, Ciencias sociales y administrativas, y Educación y humanidades.

Fuente: Anuario estadístico de los Estados Unidos Mexicanos 2009. INEGI

Se observa una tendencia muy marcada de preferencia por las carreras del área de Ciencias sociales y administrativas, mientras que los programas relacionados con las Ciencias naturales y exactas registran los niveles más bajos de matrícula.

El área de conocimiento que tuvo un crecimiento más marcado durante los años de referencia (1995-2007) fue la de ingeniería y tecnología, teniendo un incremento de 425 mil alumnos; seguida por el área de Ciencias sociales con una matrícula superior a 390 mil alumnos durante el periodo marcado.

Por otra parte, el área con menor crecimiento fue el de las Ciencias naturales y exactas: sólo 21 alumnos en el periodo de 12 años.

Nota: Debido a los distintos tratamientos, agrupamientos, necesidades específicas y a los periodos de recolección, los datos pueden diferir con los de la SEP.

Fuente: Agenda estadística de los Estados Unidos Mexicanos 2010. INEGI, con datos de ANUIES.

Abandono escolar en la licenciatura

.

Entre los problemas más complejos y frecuentes que enfrentan la educación superior del país se encuentran la deserción, el rezago estudiantil y los bajos índices de eficiencia terminal.

En esta ocasión se observa la deserción. La Secretaría de Educación Pública (SEP) la define como el número estimado de alumnos que abandonan la escuela entre ciclos consecutivos antes de concluir el nivel educativo, por cada cien alumnos matriculados al inicio del curso del nivel educativo en referencia.

La importancia de este indicador radica en la posibilidad de conocer, aproximadamente, cuántos alumnos de cada cien que se inscribieron al inicio del ciclo escolar no llegaron a inscribirse al siguiente.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestra algunos datos al respecto, con promedios generales por ciclo escolar:

Para este indicador las cifras se refieren al ciclo escolar en que se produce la deserción.

Fuente: Anuario estadístico de los Estados Unidos Mexicanos 2009. INEGI

La SEP, por su parte, ofrece datos sobre la deserción en el nivel de licenciatura, en los cuales también se puede apreciar su comportamiento por periodo escolar y entidad federativa. En estos datos se puede apreciar el aumentó entre el periodo escolar 1999-2000, cuando registró 8.9%. El periodo 2006-2007 mostró el nivel más bajo, con 7.1%, muy cerca al periodo con el que se inicia esta serie histórica. De esta manera, entre el periodo 1995-1996 y el 2006-2007 sólo pudo reducirse en licenciatura 0.4% el índice de deserción.

Incluye licenciatura en Educación Normal, Universitaria y Tecnológica.

Fuente: SEP/DGPP

Además de las desigualdades por ciclo escolar, se pueden apreciar las estatales. En el último ciclo escolar del que se tiene registro, el problema es más grave en Baja California Sur (diez puntos por arriba del promedio nacional), en tanto que Durango reporta los índices más bajos de deserción, con apenas el 2.3%. En tanto que en Puebla se observa un promedio por arriba de la media, 2.6 puntos de diferencia.

Absorción en licenciatura

.

Los estudiantes egresados del bachillerato que logran inscribirse a la licenciatura son menos cada vez; estos datos son calculados mediante el indicador conocido como absorción. Durante el periodo 2008-2009 se registra el nivel más bajo de absorción y para el siguiente periodo se ve una recuperación insuficiente para alcanzar el promedio que se tenía en 1995-1996.

La absorción es definido por la Secretaría de Educación Pública (SEP) como el porcentaje de la relación porcentual entre el nuevo ingreso a primer grado de un nivel educativo, en un ciclo escolar dado, y el egreso del último grado del nivel educativo inmediato inferior del ciclo escolar pasado.

La absorción permite conocer el número de egresados de un nivel educativo dado, que logran ingresar al nivel educativo inmediato superior. Por ejemplo, por medio de dicho indicador es posible saber cuántos alumnos que egresaron del bachillerato en el ciclo escolar 2009-2010 tuvieron la oportunidad de ingresar a la licenciatura en el periodo lectivo.

n.d.= no disponible

Nota: Del ciclo escolar 1990-1991 a 1996-1997 la absorción en técnico superior está incluida en licenciatura, por lo que se anotó s/d= sin datos.

Fuente: SEP

De los datos presentados, hay tres elementos que se identifican muy claramente: a) que el nivel de absorción es mayor en la licenciatura que técnico especializado; b) que la absorción no se incrementó en los últimos ciclos escolares, por el contrario se nota que en el periodo 2008-2009 se registra el nivel más bajo y para el siguiente periodo se ve una recuperación insuficiente para alcanzar el promedio que se tenía en 1995-1996; y c) hay una diferencia de porcentaje entre hombres y mujeres que favorece a los primeros.

La tasa de absorción también es diferenciada de acuerdo a la región del país, como se puede observar:

Fuente: SEP Principales cifras 2009-2010

Las entidades federativas con mayor absorción en licenciatura durante el periodo de referencia (ciclo escolar 2009-2010) fueron Baja California Sur, Distrito Federal, Sonora y Sinaloa —otra vez, a excepción del D.F., entidades ubicadas en el norte del país—. Las entidades con menor tasa de absorción fueron Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Durango; con datos muy parecidos a los del ciclo escolar anterior.

La serie histórica del periodo comprendido de 1999-2000 al 2009-2010, ilustra el desempeño que cada entidad federativa ha tenido en este rubro.

Incluye licenciatura en Educación Normal, Universitaria y Tecnológica.

Fuente: SEP/DGPP

Aunque se trata de la misma fuente, la SEP, las cifras no se corresponden plenamente. Se incluyen ambos datos, porque permiten dar cuenta de las entidades que han tenido mayor y peor desempeño en este indicador.

Capacitación para el trabajo en vías de extinción

.

En los últimos ciclos escolares, el único servicio que registró pérdidas de manera más constante (en su matrícula y/o en el número de docentes), fue la Capacitación para el Trabajo, particularmente en Baja California Sur, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro, Veracruz , Yucatán y Zacatecas; según datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El Sistema Educativo Nacional (SEN), se estructura en tipos, niveles y servicios; entre los que se encuentra la Capacitación para el Trabajo, que busca dotar de conocimientos y habilidades (técnicas) para que las personas se incorporen al mercado laboral con mayores expectativas salariales. Estas habilidades son reconocidas oficialmente por medio de un diploma que avala el conocimiento teórico y práctico del oficio aprendido.

Al iniciar el ciclo escolar 2010-2011, el SEN reunió a poco más de 34 millones 385 mil alumnos en el conjunto de servicios que ofrece en el sistema escolarizado. La educación básica concentró la mayor proporción de población matriculada: atendió a más de 25 millones 666 mil alumnos (74.64%); la educación media superior atendió a 4 millones 187 mil alumnos (12.18%); y la educación superior a 2 millones 981 alumnos (8.67%).

1/ Se refiere a los niveles de preescolar, primaria y secundaria.

2/ Incluye profesional técnica y bachillerato.

3/ Comprende educación normal, licenciatura y posgrado.

Fuentes: Anexo estadístico del Quinto Informe de Gobierno de la Presidencia de la República (2011)/Secretaría de Educación Pública

Estas cifras muestran un crecimiento constante, tanto en matrícula como en docentes, con respecto a las del ciclo escolar anterior. El único estado que registra pérdidas en su matrícula total es Veracruz al pasar de 2,221.4 mil a 2,220.7 mil; esto se explica por el descenso de alumnos en Educación Básica (pasando de 1,684.4 mil a 1,680.3 mil) en Media Superior (de 276.5 mil a 275.0 mil) y en Capacitación para el Trabajo (110.0 mil a 108.0 mil).

En Educación Básica, las entidades que registraron pérdidas en su matrícula fueron: D.F. (que pasó de tener 1,719.1 mil a 1,711.8 mil), Guanajuato (de 1,331.5 mil a 1,327.0 mil), Guerrero (de 913.3 mil a 911.1 mil ), Michoacán (de 993.1 mil a 983.6 mil), Nayarit (de 240.7 mil a 240.6 mil), San Luis Potosí (de 647.7 mil a 644.4 mil), Sinaloa (de 628.8 mil a 624.3 mil), Tabasco (de 539.3 mil a 538.2 mil), Tamaulipas (de 695.0 mil a 690.3 mil), Veracruz (de 1,684.4 mil a 1,6680.3 mil) y Yucatán (de 430.2 mil a 429.7 mil).

Las entidades que registraron pérdidas de docentes en este tipo educativo fueron el D.F. (de 81,811 mil a 81,417 mil), Guanajuato (53,956 mil a 53,336 mil) e Hidalgo (de 30,921 mil a 30,426 mil).

Las entidades que perdieron matrícula en Educación Media Superior fueron: D.F. (de 436.9 mil a 434.6 mil) y Tabasco (de 98.3 mil a 97.3 mil). En tanto que presentaron pérdidas de maestros Baja California (de 7,469 mil a 6,957 mil), Durango (de 4,414 mil a 4,239 mil) y Guerrero (de 6,300 mil a 6,256 mil).

En lo que a Educación Superior se refiere, ninguna entidad registró pérdidas en la matrícula pero sí en el número de docentes: Baja California (de 9,900 mil a 9,741 mil), Guanajuato (de 12,416 mil a 10,506 mil), Morelos (de 5,832 mil a 5,762 mil), Nuevo León (de 13,678 mil a 13,307 mil) y Puebla (de 17,149 mil a 16,920 mil).

El único servicio que registró pérdidas de manera más clara, ya sea en su matrícula o en el número de docentes, fue la Capacitación para el Trabajo. En las entidades que se registraron pérdida en la matrícula fueron: Baja California Sur (pasó de 11.3 mil a 7.8 mil), Guanajuato (de 105.0 mil a 96.3 mil), Guerrero (de 18.4 mil a 14.5 mil), Jalisco (de 81.1 mil a 79.7 mil), Michoacán (de 54.8 mil a 52.7 mil), Morelos (de 31.1 mil a 30.8 mil), Puebla (de 52.0 mil a 50.7 mil), Querétaro (de 30.4 mil a 29.6 mil), Veracruz (de 110.0 mil a 108.0 mil), Yucatán (de 15.3 mil a 14.9 mil) y Zacatecas (13.9 mil a 13.4 mil).

Las que registraron pérdidas de maestros fueron: Baja California (de 893 mil a 766 mil), Baja California Sur (de 238 mil a 231 mil), Coahuila (de 1,058 mil a 852 mil), Colima (646 mil a 586 mil), D.F. (de 4,377 mil a 4,300 mil), Guerrero (de 1,602 mil a 1,556 mil), Michoacán (de 17,149 a 16,920 mil), Morelos (de 629 mil a 613 mil), Puebla (de 1,711 a 1,700 mil), Querétaro (de 605 mil a 572 mil), Sonora (de 789 mil a 747 mil), Tamaulipas (de 685 mil a 677 mil), Yucatán (de 954 mil a 903 mil) y Zacatecas (de 401 mil a 370 mil).