Archiv para octubre, 2011

Ambiente escolar, según los alumnos

.

Más de seis de cada diez niños y niñas no sienten rechazo alguno de sus padres y maestros cuando hacen sugerencias (64 y 68%, respectivamente), y consideran más receptivos a los docentes que a los padres; según los datos que la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis 2010) Resultados sobre niñas, niños y adolescentes da a conocer este mes de octubre.

Como se mencionó en la entrega anterior, esta encuesta fue elaborada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia-México y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, para sondear las percepciones y actitudes de la sociedad hacia la infancia y adolescencia.

Según los resultados, más de seis de cada diez niños consideran más receptivos a los maestros que a los padres; mientras que una de cada cuatro niñas percibe enojo de sus padres cuando sugieren alguna idea, y dos de cada diez lo percibe en los docentes.

Fuente: Enadis 2010

Casi dos de cada tres niñas y niños reportan que cuando hacen sugerencias a los maestros, éstos las consideran. En cambio, 6% de los niños y 10% de las niñas afirma que no son tomados en cuenta.

Fuente: Enadis 2010

En lo que se refiere al ambiente entre los alumnos, los niños revelan que los motivos de malestar que sienten en la relación con sus compañeros de la escuela son que los han hecho enojar (36%), que no los han invitado a participar de actividades comunes (26%) y que han sido insultados (25%). En contraparte, más de ocho de cada diez reportan no haber sido avergonzados (91%), golpeados (86%) ni ignorados (84%).

Fuente: Enadis 2010

Tanto las niñas como los niños reportan de manera similar que sus compañeros(as) de clase los han hecho enojar y que no los han invitado a hacer cosas juntos. Los niños son más insultados (31 a 19%, respectivamente) e ignorados (18 a 10%, respectivamente) que las niñas, aunque las niñas han sentido más vergüenza (10 y 6%, respectivamente).

Fuente: Enadis 2010

De los tres principales motivos de malestar en la relación con sus compañeros(as) de clase el más recurrente es no haber sido invitado a participar en actividades comunes (ocho de cada diez reportan que les ha pasado mucho o poco), seguido de que lo han hecho enojar (tres de cada cuatro) y haber sido insultado (casi dos terceras partes).

La escuela, espacio altamente valorado por niños mexicanos

.

Muchos niños son discriminados por su edad, más de un tercio de la población no considera que los niños tengan derechos por ley; pero además esa población enfrenta niveles de discriminación más profundos, relacionados con su sexo, etnicidad, residencia o el ingreso de su familia, son algunos de los datos que la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis 2010) Resultados sobre niñas, niños y adolescentes, da a conocer este mes de octubre.

Esta encuesta fue elaborada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia-México y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, para sondear las percepciones y actitudes de la sociedad hacia la infancia y adolescencia (representan 33% de la población en México y son cerca de 37 millones de personas), y luego hace el mismo ejercicio con las miradas de niños y niñas de 9 a 11 años.

La encuesta fue aplicada del 14 de octubre al 23 de noviembre de 2010, visitando 13 751 hogares, que arrojaron información referente a 52 095 personas de 32 entidades federativas del país.

Uno de los aspectos que los resultados de la realización del estudio muestran (y que coinciden con algunos reportes internacionales) es que los niños dicen sentirse a gusto, felices, contentos, en la escuela; solamente después de la casa.

La casa y la escuela son espacios donde casi 100% de niños se sienten felices. Sin embargo, 2.3 y 5.1% se sienten tristes, enojados o con miedo en la casa y la escuela, respectivamente. En su calle y en su colonia es donde más sienten enojo, miedo o tristeza (17 y 14%, respectivamente).

El ámbito escolar tiene mayor nivel de obediencia que el familiar. Los docentes rebasan en 14 puntos porcentuales a los padres en cuanto a la obediencia que reportan las niñas y los niños (74 y 60%, respectivamente). En tanto que los compañeros de la escuela figuran con mejores niveles de atención en comparación con los hermanos (56 y 44%, respectivamente).

Tanto en el ámbito familiar como en el escolar, los niños muestran más valoración por las figuras de autoridad –maestros, maestras y progenitores– que las niñas. En cambio, ellas hacen más caso a sus compañeros de escuela y hermanos que los niños.

Estos datos que pudieran ser considerados como intrascendentes, si son capitalizados, resultan ventajosos en un sistema educativo con tantas deficiencias.

Inequitativa la cobertura educativa en Puebla

.

Puebla es un estado que muestra un importante nivel de inequidad en la cobertura educativa, es decir en la atención que se brinda a la población en edad de estudiar algún nivel educativo.

Por una parte, un buen número de niños son atendidos en el nivel de primarias, 98.1% de la población infantil poblana en edad de cursar ese nivel, cercano al promedio nacional (98.6) según los datos de la propia Secretaría de Educación Pública (SEP), correspondientes al periodo escolar 2009-2010.

Fuente: SEP/DGPP

Por otra parte la entidad está entre los peores lugares en atención a población en edad de cursar la secundaria, apenas atendiendo al 89% de esta población, cifra que le da para supera solamente a Campeche, Chihuahua y Yucatán.

Si bien hay que reconocer que la secundaria ha registrado un fuerte avance en los últimos ciclos escolares, esto no ha sido suficiente para alcanzar el promedio nacional que es de 95.3%, es decir, aún presenta una diferencia de 6.3 puntos porcentuales.

Fuente: SEP/DGPP

En educación media superior Puebla sobrepasa el promedio nacional al atender al 65%. Baja cobertura aún para ese nivel, pero acorde con las cifras nacionales.

Fuente: SEP/DGPP

Ampliar la cobertura no es sinónimo de mejorar la calidad educativa pero favorecer la equidad y promueve el derecho a la educación que la población en edad de cursar ese nivel tiene.

Alarmante analfabetismo en Puebla

.

En Puebla 12 de cada 100 personas adultas no saben leer ni escribir, lo que coloca a la entidad entre las 5 con mayor porcentaje de personas analfabetas en el país, según los datos de la propia Secretaría de Educación Pública (SEP), correspondientes al periodo escolar 2009-2010.

El porcentaje de analfabetismo se refiere a la proporción de personas de 15 años y más que no poseen el dominio de la lectura, la escritura y el cálculo básico.

Puebla sólo es superada por Veracruz (14.1%), Oaxaca (15.4%), Guerrero (18.4%) y Chiapas (18.9%).

Fuente: SEP/DGPP

La entidad se encuentra 4.7 puntos porcentuales por debajo del promedio nacional, de 7.5%, y a 9.9 puntos de Nuevo León que es el estado en donde se registran menos casos de analfabetas con tan sólo 2.3%.

A este indicador se puede agregar que el grado promedio de escolaridad en Puebla también es el de los más bajos en el país. Ocupa la posición 25 de las 32 entidades del país, con un promedio de 7.8 grados aprobados.

Este indicador expresa el número promedio de grados escolares aprobados por la población de 15 años y más, es decir, que éste es la expresión numérica del nivel de instrucción de un país. Con base en la información que proporciona, cualquier país puede evaluar el nivel educativo de su población.

Fuente: SEP/DGPP

El promedio nacional es de 8.5, en tanto que la población en Puebla tiene 7.8 grados aprobados.

Puebla con mejor bachillerato tecnológico II

.

La información sobre los datos de los alumnos de bachillerato que tienen acceso a una computadora se complementa con el número de alumnos en relación con las computadoras con fines didácticos que cuentan con acceso a internet.

Según el “Panorama Educativo de México 2009. Educación Media Superior” del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), la proporción de Alumnos por computadora para uso educativo conectada a internet es de 12/1.

n.a. No aplica.

Fuente: INEE, estimaciones con base en el Censo de recursos tecnológicos (ciclo escolar 2007/2008), ILCE-SEP (2008) y SEP-DGPP (2008). Estadísticas 911 (inicio del ciclo escolar 2007/2008).

En los planteles de bachillerato tecnológico y profesional técnico es casi el mismo promedio (11/1), el de los bachilleratos generales (13/1). Esto significa que la disponibilidad de estos recursos es muy similar entre los modelos a nivel nacional.

En tanto que por estados la distribución es diferenciada: Morelos y Querétaro registran una proporción de siete alumnos por cada computadora conectada a internet (7/1) y en Baja California Sur, Coahuila, Colima y Quintana Roo de 8/1, mientras que en las escuelas de Tabasco, Guerrero y Michoacán los alumnos se encuentran con restricciones importantes, pues la disponibilidad a estos medios tecnológicos en sus escuelas es 29/1, 25/1 y 22/1, respectivamente.

Si se consideran únicamente los datos por tipo de sostenimiento, se observa que la mayoría de las escuelas privadas en los tres modelos mantienen proporciones muy similares y bajas en todos los casos.

En contraste, las escuelas públicas de la mayoría de las entidades federativas están por arriba del promedio nacional (12/1). Lo anterior ilustra un importante déficit nacional en el acceso a las tecnologías de la información de los planteles de educación media que dependen del Estado.

La misma variabilidad en los promedios entre escuelas públicas y privadas se mantiene sólo en los Bachilleratos generales y tecnológicos. Si se analizan ambos resultados por modelo, se acentúan las diferencias en el acceso a estos medios tecnológicos en los servicios educativos públicos. Un ejemplo extremo es Colima que registra un dato agregado (públicos y privados) menor en los generales (4/1) y en los tecnológicos (9/1), pero que cambia si se consideran sólo los planteles públicos, donde la proporción de alumnos por computadora en bachilleratos generales alcanza drásticamente a 13/1.

Las brechas se amplían en los Bachilleratos generales, localizados en Guerrero, Tabasco y Veracruz donde las diferencias entre los datos estatales y los específicos sobre sus escuelas públicas son muy pronunciadas, éstas van de 38/1 a 53/1, 34/1 a 62/1 y 28/1 a 63/1, respectivamente.

En cambio, en los promedios más bajos, los datos agregados son muy parecidos o inclusive iguales a los de sus escuelas públicas; por ejemplo, los Bachilleratos tecnológicos del Distrito Federal, Morelos, Puebla, Querétaro y Sinaloa cuentan con una proporción de 8/1, y con 9/1 Colima y Zacatecas, misma cifra que registran sus planteles públicos.

Un análisis entre modelos deja ver que las escuelas donde se imparten los modelos de Bachillerato tecnológico y Profesional técnico cuentan con más acceso a estas tecnologías en comparación con el de Bachillerato general. En el Distrito Federal, Morelos, Puebla, Querétaro y Sinaloa se mantiene, en ambos modelos, una proporción de 8/1.

Un caso que se distingue en el modelo profesional técnico es Aguascalientes, pues registra la proporción más baja, siete alumnos por computadora para uso educativo conectada a internet tanto en escuelas públicas como privadas.

Los resultados de este indicador siguen el mismo patrón que los del indicador anterior (alumnos por computadora), cuando se compara a cada modelo educativo de acuerdo con el tipo de sostenimiento. En las escuelas privadas de los tres modelos educativos la proporción de alumnos por computadoras conectadas a internet es la más baja y similar entre ellos.

Las limitaciones de esta información es la falta de registro de si éstos se encuentran funcionado adecuadamente, o utilizan programas computacionales actualizados; tampoco si los alumnos los usan realmente y con qué frecuencia lo hacen.

Puebla con mejor bachillerato tecnológico

.

Los Bachilleratos tecnológicos mejor equipados con tecnologías de la información y comunicación se encuentran en Chihuahua, Puebla y Distrito Federal donde hay seis alumnos por computadora (6/1); según datos dados a conocer por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) en su “Panorama Educativo de México 2009. Educación Media Superior”.

En México no existen normas que regulen la asignación de computadoras y el acceso a internet en los planteles de bachilleratos y preparatorias, por lo que no existe el estándar mínimo de computadoras en relación con el número de alumnos en las escuelas del país.

El primer dato que se presenta, con base en el estudio en referencia, es la cantidad de alumnos por computadoras disponibles para uso educativo en la escuela.

Fuente: INEE, estimaciones con base en el Censo de recursos tecnológicos (ciclo escolar 2007/2008), ILCE-SEP (2008) y SEP-DGPP (2008). Estadísticas 911 (inicio del ciclo escolar 2007/2008).

Para el ciclo escolar 2007-2008 por cada nueve alumnos del tipo educativo en estudio había una computadora para uso educativo en las escuelas. Esta proporción disminuye considerablemente en planteles privados, donde seis estudiantes comparten una computadora, lo cual hace suponer que en relación con el acceso a las tecnologías de la información y comunicación, estos alumnos se encuentran en condiciones materiales más favorables que sus pares de escuelas públicas

Al comparar los datos por modelos educativos, se aprecian patrones relativamente parecidos en los tres. El Profesional técnico y el Bachillerato tecnológico presentan una cantidad por debajo de la nacional, en el primero es 7/1 y en el segundo 8/1, mientras que en el Bachillerato general se eleva a 10/1.

En este indicador destacan entidades federativas como: Querétaro, Coahuila, Morelos y Quintana Roo por tener un menor número de alumnos por computadora en las escuelas; el primer estado con una relación de 5/1 y en los tres restantes de 6/1. En contraste, con las mayores proporciones de alumnos por computadora se encuentran Guerrero y Tabasco, con una proporción de 16/1, casi el doble del dato nacional.

El acceso a las computadoras por alumno en los estados no muestra un patrón consistente de los resultados por modelo educativo. Cada estado da un tratamiento distinto a cada uno de ellos, lo cual genera diferencias en la distribución de las computadoras, afectando el acceso que tienen los alumnos a este recurso en función del plantel al que asistan. Los estudiantes de los bachilleratos generales de Coahuila y Querétaro promedian 5/1, Morelos 6/1 y Quintana Roo y Guanajuato 7/1, mientras que en Guerrero la proporción es 20/1.

Los Bachilleratos tecnológicos mejor equipados se encuentran en Chihuahua, Puebla y Distrito Federal donde hay seis alumnos por computadora (6/1); siguen Guanajuato, Jalisco, México, Morelos, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa y Zacatecas con un promedio de 7/1. En contraste, en los de Baja California la proporción es de 21/1. En 22 entidades, la mayoría de los planteles de profesional técnico mantienen en promedio proporciones que oscilan entre 4/1 y 7/1; en contraparte se encuentran Zacatecas (15/1), Hidalgo (14/1) y Jalisco (11/1).

Cuando se analizan los resultados de los modelos educativos por tipo de sostenimiento, se aprecia mayor disponibilidad de computadoras en las escuelas privadas en los tres modelos, siendo la relación de cinco alumnos por computadora. En las escuelas públicas se registran promedios diferentes en cada modelo, pues en el caso de los planteles del Bachillerato general el acceso es de 13 alumnos por computadora (13/1); siguen el Bachillerato tecnológico (9/1) y el Profesional técnico con el mejor promedio (7/1), siendo este último el que más se acerca a la realidad que experimentan los alumnos de escuelas privadas (5/1).