Archiv para mayo, 2011

Seguridad y educación, puntos débiles de México

.

México ocupa el último lugar en seguridad y educación, según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Este 24 de mayo, la OCDE presentó un nuevo índice para medir la calidad de vida de las personas y compararla por países. El Índice para una vida mejor se basa en once indicadores que la OCDE considera que miden el “bienestar” de los individuos: ingresos, vivienda, empleo, relaciones sociales, educación, medio ambiente, salud, satisfacción, seguridad y equilibrio entre la vida laboral y la vida privada.

Cada indicador tiene un peso relativo (0 a 5) mayor o menor para calcular el puntaje de un país y su relación con los demás. El estudio cubre los 34 países de la organización.

Estos indicadores son de calidad y señalan el valor que cada ciudadano otorga a diferentes aspectos y por tanto, depende de factores culturales. Por lo anterior el objetivo no es medir, por ejemplo, el gasto en educación de un país determinado sino su impacto sobre la población.

Los resultados más relevantes son:

Ingresos

El mejor país es Luxemburgo y el peor Chile;

Vivienda

El mejor país es Canadá y el peor Turquía;

Empleo

El mejor país es Noruega y el peor España;

Relaciones sociales

El mejor país es Islandia y el peor Turquía;

Educación

El mejor país es Finlandia y el peor México;

Medio ambiente

El mejor país es Suecia y el peor Chile;

Gobernanza

El mejor país es Australia y el peor Israel;

Salud

El mejor país es Suecia y el peor Eslovaquia;

Satisfacción

El mejor país es Dinamarca y el peor Hungría;

Seguridad

El mejor país es Japón y el peor México;

Equilibrio entre la vida laboral y la vida privada

El mejor país es Dinamarca y el peor Turquía.

En cuanto a los datos referentes exclusivamente a México, se han registrado grandes progresos en la década pasada en términos de mejoramiento de la calidad de vida de sus ciudadanos, particularmente en las áreas de educación, salud y empleos. Sin embargo, estos avances no alcanzan para que el país deje los últimos lugares en seguridad con 0 puntos y educación 0.4

 

El mexicano expresa que una buena educación es un requisito importante para encontrar un trabajo. Sin embargo, sólo el 34 % de adultos de 25 a 64 años tienen un diploma de bachillerato, mucho más abajo que el promedio de OCDE.

En cuanto a la calidad del sistema educativo, el estudiante promedió 425 de 600 en lectura según el último reporte de la evaluación de PISA, también muy por debajo del promedio de la organización.

Sin embargo y pese a los resultados, el 66% de personas en México dijo que estar satisfechos por su vida, encima del promedio de OCDE, con el 59 %.

Técnica de las tijeras y el engrudo

.

Los jóvenes en la actualidad han desarrollado grandes capacidades para buscar, acceder y recuperar información pertinente, pero tienen dificultad para integrarla e interpretarla. Resultado de la práctica de cortar y pegar, lo que antiguamente se conocía como la técnica de las tijeras y el engrudo, actualmente copy/paste.

Según el informe “¿Qué le dice PISA a la educación? Reflexiones sobre los resultados de Lectura, elaborado por el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE), los estudiantes que participaron en la evaluación de PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, por sus siglas en inglés) mejoraron su habilidad para buscar y seleccionar información en un texto, pero se mostraron incapaces para elaborar análisis, juicios o hipótesis para aplicar el adquirido.

Las nuevas tecnologías (particularmente el uso de internet) han generado una variante de antiguas prácticas del copiado y pegado.

La evaluación muestra que la capacidad de análisis de los estudiantes que usan con frecuencia el internet para realizar sus tareas se ve gravemente afectada.

Según el reporte, citado por el sitio PCWorld, esto se debe a que los estudiantes buscan información (habilidad que afirma el estudio ha mejorado en los jóvenes), pero sólo se limitan a copiar y pegar sin analizar o leer la información recolectada.

PISA revela que sólo tres de cada diez niños lee y entiende los datos adquiridos en internet y que sólo el 40% emiten algún juicio sobre la misma. El INEE informó que la capacidad para evaluar información y la comprensión de lectura descendió 14 puntos en comparación en el periodo comprendido entre 2000 y 2009.

Cabe destacar que datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) destacan que poco más de una cuarta parte de la población mexicana de 6 años o más usa internet. Esta población comprende a 27.2 millones de personas, de las cuales 77.3% son jóvenes menores de 35 años.

México sigue manteniendo un promedio bajo en hogares que tienen internet pues sólo poseen este servicio 18.4%, contra 62% que es el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Sólo se encuentra arriba de Turquía a la de 7.7%

De los cibernautas mexicanos, el 27% accesa diariamente a la red, lo que en números absolutos suman 7.3 millones de personas en el país. La principal actividades son:

  • búsqueda de información, 36%

  • correo electrónico 34.7% y

  • chat 32.7%

Pobreza y rezago educativo

.

México ocupa el segundo lugar con un coeficiente de Gini de 0.48, solamente detrás de Chile quien tiene el coeficiente Gini más alto entre los países de la Organización para la Cultura y el Desarrollo Económico (OCDE), lo que significa la desigualdad de la distribución de ingresos más alta.

La desigualdad creció en México desde mediados de los 80 hasta finales del 2000. La República Checa, Suecia y Finlandia son los países de la organización en que más aumentó la desigualdad durante los últimos años, sin embargo todavía pertenecen a los países con más igualdad en cuanto a la distribución del ingreso.

En cuanto a la pobreza relativa, Israel y México encabezan la lista de los países con mayor desigualdad. Aproximadamente una de cada 5 personas es pobre en México y Chile, mientras el promedio de la OCDE es una de cada 10.

Las desigualdades al interior del país también son marcadas, las entidades de altos ingresos son el Distrito Federal, Nuevo León, Coahuila, en tanto que las más pobres Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Chiapas.

No es una coincidencia que estas desigualdades en la distribución de los ingresos coincidan con el avance del rezago educativo, referido este último a la población adulta que no cuenta con educación básica:

Datos derivados del censo 2010 muestran que el 19.4% de la población mexicana se encuentra en rezago educativo, lo que se traduce a números absolutos a 21 millones de personas que no consiguieron terminar su educación básica.

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (CONEVAL) en el periodo comprendido entre 1990 y 2010, el rezago educativo a nivel nacional se redujo en un 27%.

Las entidades que avanzaron más lentamente en la reducción del rezago educativo fueron:

El mayor progreso lo consiguen las entidades con mejor punto de inicio, por esta razón la desigualdad se sigue agudizando.