Archiv para diciembre, 2010

Se aprueba el bachillerato obligatorio

.

El 9 de diciembre se dio a conocer que la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad la reforma que establece que la federación, estados, el Distrito Federal y municipios impartan obligatoriamente la educación media superior, para ampliar la educación pública (Notimex, 9 de diciembre de 2010).

Esta medida se aplicará, mediante las reformas a los Artículos 3 y 31 de la Constitución Política y entrará en vigor a partir del ciclo escolar 2011-2012 de manera gradual hasta universalizarla en el ciclo 2020-2021.

Según la información dada a conocer, en los 30 días posteriores a la entrada en vigor del decreto, se instalarán comisiones técnicas y de consulta con las autoridades educativas para iniciar un proceso de transformación estructural y laboral de la educación media superior.

De esta manera el Ejecutivo federal determinará los planes y programas de estudio de la educación preescolar, primaria, secundaria y media superior.

El diputado Baltazar Hinojosa (PRI), dijo que con el crecimiento sostenido de la economía, resulta lógico e indispensable que el Estado asuma su responsabilidad de impartir también de forma gratuita, la educación media superior.

Hace apenas unos días el subsecretario de Educación Media Superior, Miguel Ángel Martínez Espinosa, admitió que a corto plazo no es posible hacer obligatoria la preparatoria sin los recursos suficientes y sin la legislación correspondiente. “Hay un cálculo que se deriva de multiplicar el costo por alumnos promedio, por el número de alumnos que están fuera de la media superior y que da una cifra mucho muy alta” (El Sol de México, 22 de septiembre de 2010).

Según el Gobierno federal y la UNAM 2.4 millones de jóvenes no estudian y la inversión por estudiante de bachillerato es de 24 mil 500 pesos. Por lo que se tendría que invertir 4 mil 722 millones 891 mil 566 dólares para su atención.

El mismo subsecretario señaló que tienen que concurrir tres cosas: obligatoriedad legal, recursos presupuestales y las políticas que hagan efectiva una y otra cosa, de lo contrario -subrayó- no va a ser alcanzable en el corto plazo. Consideró que más que establecer una periodicidad, la discusión con el Legislativo tiene que plantearse en términos de cuándo y cómo es razonable organizar la obligatoriedad, considerando tiempos y circunstancias económicas del país.

Al igual que en educación preescolar, por decreto, se establece la obligatoriedad de algún nivel educativo aunque no se prevén los cambios requeridos. Ahora se tendrán 15 años de obligatoriedad, sin garantizar su calidad.

Se plantea ampliar la obligatoriedad sin haber hecho antes las proyecciones económicas y sin haber enfrentado las causas de la mala calidad en la educación básica.

Según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el gasto por instituciones públicas y privadas en primaria, secundaria y preparatoria que México hizo fue de 3.8%, es decir que sobrepasa el promedio de los gastos que tienen estos niveles en el conjunto de países pertenecientes a la organización.

Con estos datos se comprueba que es muy costoso el bachillerato y con la obligatoriedad se tendrán implicaciones mayores, además para los profesores se necesita ampliar las instalaciones, en equipos científicos más dotados y el problema es que no se ha garantizado la calidad, y se llega al mismo punto de reducir la oferta educativa a la cobertura. 

Pobres resultados en PISA 2009

.

Casi 4 de cada 10 (39%) estudiantes mexicanos tiene resultados más bajos de aprendizaje en español, matemáticas y ciencias, según los resultados obtenidos en el Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (Programme for International Student Assessment, PISA), aplicada en 2009 en México por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Cada 3 años la OCDE realiza un estudio comparativo, con el propósito de determinar en qué medida los estudiantes, que están por concluir o han concluido la educación secundaria o iniciando el bachillerato, han adquirido los conocimientos y habilidades relevantes para participar activa y plenamente en la sociedad.

El rango de edad de los estudiantes que va de los 15 años tres meses a 16 años dos meses.

En el año 2000, el estudio se realizó en 43 países, en el 2003 en 41, en el 2006 en 57 y 65 participaron en 2009. Algunos de estos países son miembros de la organización y otros invitados.

Resultados nacionales relevantes

México promedió en total, en las tres áreas, 420 puntos, por lo cual se ubica en el lugar 48 entre los 65 países evaluados.

En cuanto a los niveles de competencias, en los que se clasifican los resultados, el 39% de los estudiantes mexicanos se ubica en los inferiores, 54% en los intermedios y sólo 6% en los superiores.

En comparación con el promedio de América Latina, México tiene 9% menos alumnos en los niveles inferiores y 9% más de estudiantes en los niveles intermedios

El promedio de desempeño más alto en español (lectura) de todos los países participantes lo obtuvo Shanghái-China. México ocupa el lugar 46 con resultados semejantes a los obtenidos por Bulgaria, Uruguay, Rumania y Tailandia, en tanto que está por arriba de 16 países.

Si los resultados se comparan con los países latinoamericanos, México está en el mismo nivel que Uruguay y por arriba de Argentina, Brasil, Colombia, Panamá y Perú, así como del promedio de América Latina; sin embargo, está por debajo del promedio de Chile.

En el área de matemáticas México obtuvo un promedio de 419 puntos. En ella se observa un incremento de puntos desde la aplicación 2000; sin embargo estos datos ubican al país por debajo de los países asiáticos. En el caso de América Latina, Uruguay es el país mejor posicionado. Tanto Chile como México lograron promedios de desempeño similares. Las naciones con un bajo desempeño fueron Perú y Panamá.

En Ciencias, de los 65 países participantes, México ocupa el lugar 50, con un promedio semejante al de Jordania. En Latinoamérica México es superado únicamente por Chile y Uruguay. Mientras que Brasil, Colombia, Argentina, Panamá y Perú tienen promedios inferiores al de México. Chile es el país con el mejor nivel de desempeño. Perú y Panamá son los países con los promedios más bajos en Ciencias.

Resultados estatales relevantes

Además de la muestra señalada por la OCDE, en México el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) aplica una muestra ampliada para poder tener datos representativos de las entidades federativas.

Las entidades que lograron un desempeño superior al promedio nacional son el Distrito Federal, Nuevo León, Chihuahua y Aguascalientes. Los estados con desempeños más bajos son San Luis Potosí, Oaxaca, Tabasco, Guerrero y Chiapas.

Las entidades con la mayor proporción de alumnos en los niveles altos son el Distrito Federal, Nuevo León, Aguascalientes, Chihuahua y México.

La mayoría de las entidades concentra más de 50% de los alumnos en los niveles intermedios.

A nivel nacional, 54% de ellos se encuentra en los niveles intermedios. Por otra parte, Oaxaca, San Luis Potosí, Tabasco, Guerrero y Chiapas tienen más de 50% de los estudiantes en los niveles bajos.

Puebla se ubica 8 puntos porcentuales por arriba del promedio nacional y se observa un avance de 38 puntos de la evaluación 2003 a la 2009; teniendo a la mayoría (59.9%) de sus estudiantes en los niveles intermedios.

Cabe señalar que Michoacán no participó en la evaluación realizada en 2003.

 

En matemáticas las entidades con mayor porcentaje de alumnos en niveles altos son el Distrito Federal, Nuevo León y Aguascalientes con 11%, 16% y 10%, respectivamente. Éstas presentan al menos el doble del porcentaje que se registra a nivel nacional (5%).

Por el contrario, los estados con más de 70% de estudiantes en los niveles inferiores son Guerrero, Chiapas y Tabasco.

 

Puebla con 424 puntos de promedio de desempeño en esta área se ubica arriba del promedio nacional (419), sin embargo sigue teniendo a la mayoría de sus alumnos en los niveles de desempeño bajos e intermedios con 48.5% y 46.9% respectivamente.

México tiene un promedio de baja escolaridad

.

México tiene un promedio de escolaridad de 8.4 años de educación formal, según datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP); cifra inferior a varios países latinoamericanos como Argentina, Chile, Panamá, Perú, Uruguay, Bolivia, Brasil Cuba.
Según datos de la Fundación para la Implementación, Diseño, Evaluación y Análisis de Políticas Públicas (IDEA), quienes identificaron el promedio de escolaridad, en el 2006, era:

 

 

Los datos presentados por la SEP son todavía más desalentadores al aceptar que el número promedio de grados escolares –que resulta de la división del número de años aprobados por la población de 15 años y más– es de apenas de 8.4 años

La desigualdad no solamente está en comparación con otros países, también se hace patente al interior al comparar la escolaridad promedio de cada entidad federativa:

Según estos datos, con excepción del Distrito Federal y el estado de México, las entidades que han logrado alcanzar los promedios más altos de escolarización se encuentran en la parte norte del país. Estas entidades, que ocupan las primeras 10 posiciones y que están por arriba del promedio nacional, son: Nuevo León, Coahuila, Baja California, Baja California Sur, Sonora, Aguascalientes, Tamaulipas y Sinaloa.

Las entidades con promedios más bajos son Chiapas, Oaxaca y Guerrero, con 6.2, 6.7 y 6.9 años de promedio de escolaridad respectivamente.