Archiv para 3 noviembre, 2010

Situación escolar y laboral de los jóvenes en México

.

Según el estudio realizado por el Instituto Nacional de Evaluación para la Educación (INEE) en sus indicadores 2008, las trayectorias escolares y laborales entre los jóvenes son diferenciales de acuerdo con el grupo de edad al que pertenecen. La mayoría de los jóvenes de 15 a 17 años (grupo de edad que concentra al 24.1% de la población joven) se encontraba asistiendo a la escuela 65.8%, 18% únicamente laboraba y 16% no estudiaba ni trabajaba.

Estos datos se derivaron de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2006.

La situación es diferente entre los jóvenes de 18 a 29 años: sólo 19.3% se encontraba estudiando, la mayoría exclusivamente laboraba (55.8%) y el porcentaje de aquellos que no estudiaban ni trabajaban fue mayor que entre los más jóvenes (24.9%).

 

En cuanto al sexo, la distribución es muy semejante en ambos grupos de edad: (53% hombres y 47% mujeres entre los jóvenes de 15 a 17 años; y 47% y 53%, respectivamente, para el grupo de edad 18-29 anos).

Sólo 65.3% y 35.2% de los jóvenes entre 15 y 17 anos y entre 18 y 29, respectivamente, habían completado su educación básica; mientras que alrededor de 1 474 777 jóvenes de 15 a 17 años y 5 685 912 de jóvenes entre 18 y 29 años no contaban con dicha educación.

El porcentaje de jóvenes que sólo estudia es mayor entre las mujeres que en los hombres en el grupo de edad 15 a 17 años (60.4% respecto a 52.7%) y se vuelve muy semejante cuando se trata de los de 18 a 29 años.

En contraste, el porcentaje de hombres que sólo se desempeña laboralmente es casi del doble en comparación con las mujeres, independientemente del grupo de edad al que se haga mención: 24.4% hombres y 11.3% mujeres entre 15 y 17 años, y 70.7% y 42.7% del grupo 18-29.

De manera semejante, el porcentaje de jóvenes que estudian y trabajan simultáneamente se eleva al tratarse de los hombres en ambos grupos de edad. Es decir, la participación laboral es mayor entre los hombres que en las mujeres, lo que hace que éstos se alejen paulatinamente de la escuela; razón por la cual 12.7% de los hombres entre 15 y 17 años y 23.2% de los de 18 a 29 que sólo trabajaban no habían completado la educación básica.

El porcentaje de mujeres que no estudiaban ni trabajaban fue mucho mayor. 21.1% respecto a 11.3% en el grupo 15-17 años, y 40% y 7.7% en el grupo 18-29 años.

ENIGH confirman que casi 90% de ellas declaró que se dedicaba a quehaceres del hogar. Mientras que los hombres que no se encontraban estudiando ni laborando, más de 50% estaba buscando trabajo y un pequeño porcentaje realizaba trabajo doméstico (14% en el caso de los jóvenes entre 15 y 17 años).

El mayor porcentaje de los jóvenes que no estudiaban ni trabajaban en 2006, no había concluido su educación básica. Se observa que, conforme se incrementa la escolaridad, el porcentaje de jóvenes en esta situación disminuye, dando un indicio de que a mayor nivel educativo alcanzado menor probabilidad de que un joven se encuentre en inactividad tanto económica como escolar (patrón observado en ambos grupos de edad, así como entre hombres y mujeres).

 

A nivel internacional, en 2006 la mayoría de los más jóvenes (15 a 19 años) se encontraban únicamente estudiando (80%, OCDE), mientras que en México sólo 54.9% se encontraba en esta condición. Destacan dos fenómenos ya conocidos: la asistencia escolar de los jóvenes disminuye conforme se incrementa la edad y, paralelamente, se incrementa la participación laboral como única actividad (en la mayoría de los casos acompañada del abandono escolar).