Archiv para 12 octubre, 2010

Los contrastes del SNI en Puebla

.

Primera parte

En México sólo 16 de cada 100 académicos (de tiempo completo) pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores (SNI). La presión por ser miembros de este sistema tiene que ver no solamente con el reconocimiento y prestigio que da pertenecer al grupo privilegiado de investigadores sino que además los estímulos económicos constituyen una poderosa razón para querer formar parte de él, ya que ellos representan hasta 57 % del ingreso promedio mensual de un científico.

Con la creación del SNI por el Gobierno Federal (Diario Oficial de la Federación el 26 de julio de 1984), se estimuló y diversificó la producción científica en el país, sin embargo también ha generado grandes contrastes y vicios que cada vez son más evidentes.

Ubicación: alta concentración
Desde su creación la mayoría de los investigadores desarrollan sus actividades en instituciones del Distrito Federal (D. F.), tan sólo en ese año representaron el 80.0 % del total. Aunque cada vez más miembros del SNI se encuentran trabajando en instituciones ubicadas en las entidades federativas.

En 2010 el D. F. tiene registrados al 38.40 % y las entidades federativas el 61.60 %.

 

La gran mayoría de los investigadores se concentran en seis estados del país y cinco instituciones públicas de educación superior, tan sólo en 2008, el 40 % se encontraba en el Distrito Federal, seis por ciento en el estado de México, 5.2 en Jalisco y Morelos, 3.7 en Puebla y 3.5 por ciento en Nuevo León.