Archiv para septiembre, 2010

México entre los países de América Latina con más deserción en bachillerato

.

Sólo tres de cada diez jóvenes de entre 20 y 22 años cursan estudios superiores en Costa Rica, Ecuador, Bolivia, Panamá, México y Colombia; esto debido al abandono que los jóvenes hacen de la escuela en el nivel medio superior. Estas cifras colocan a México entre los países con problemas más graves de deserción en los niveles superiores; según lo dado a conocer por el Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina (SITEAL). Metas educativas 2021: desafíos y oportunidades. Informe 2010.

El estudio clasifica a los países con base en los diferentes logros que éstos alcanzan respecto de garantizar la graduación en el nivel primario, en la escuela secundaria, en el medio superior y superior

La lista la encabezan aquellos países y grupos sociales en los que el acceso y el egreso de la educación básica, junto con el pasaje de la escuela primaria a la escuela media, se encuentran garantizados con altos niveles de eficiencia interna. En estos casos, el problema fundamental se encuentra en la capacidad de retención del nivel secundario, especialmente durante el último tramo.

El segundo grupo está conformado por aquellos en el cual el acceso y la graduación en el nivel primario están ampliamente extendidos pero a expensas de un mayor nivel de reprobación que sobrecarga a la escuela primaria. En estos casos, el acceso a la educación media es más tardío que en el grupo anterior, más extendido, pero con niveles de terminalidad más bajos. Esto significa que ingresan más jóvenes al nivel medio pero también que la deserción del sistema se produce justamente en ese nivel.

El tercer grupo está conformado por países donde la repitencia es una situación muy frecuente y extendida, y donde la capacidad de retención del sistema primario es tan pronunciada que llega a garantizar el acceso y la graduación en la escuela primaria, aunque lo hace al costo de que los estudiantes egresen, en alta proporción, al finalizar su adolescencia. En estos casos, el acceso a la educación media es más limitado y también lo es la posibilidad de completar los estudios. El acceso a la escuela media en estos países es una oportunidad reservada para unos pocos, quienes una vez que ingresan en el sistema, generalmente logran transitarlo con éxito.

Esta clasificación permite ilustrar situaciones muy diferentes dentro de la región y, al mismo tiempo, rescatar ciertas similitudes entre aquellos países que presentan algunos rasgos comunes.

Al interior de cada grupo el panorama también es diverso. Es decir que, aun compartiendo aspectos relevantes para su diagnóstico, las trayectorias educativas de los niños y adolescentes de cada uno de los países, en su interior adquieren particularidades (y hasta subnacionales, ya sea por variables socioeconómicas o por áreas geográficas).

En el segundo grupo, en el que se encuentra México, el rasgo común es el alto grado de egreso en el nivel primario y una graduación no tan extendida en el nivel secundario. La incorporación masiva de niños y niñas en la escuela se da a partir de los 7 años, dato que acerca a este grupo de países al anterior y lleva a pensar que el ingreso tardío no representa un problema relevante. No obstante, el acceso al nivel inicial es considerablemente más bajo que en el caso del primer grupo y debe destacarse que estos países presentan una situación extremadamente variable respecto de este indicador. En México y Ecuador, nueve de cada diez niños de 5 años asisten a la escuela.

En el acceso a este nivel, las desigualdades más pronunciadas entre estratos se observan en México y en Panamá; y entre áreas geográficas urbanas y rurales, en Colombia. Ya en la graduación, las desigualdades por estrato socioeconómico -excepto para los casos de Colombia y de Bolivia- son más importantes que las diferencias originadas en razones geográficas.

En todos los países -con excepción de Bolivia- las características de las trayectorias educativas de las mujeres en relación con el acceso, la terminalidad y el rezago escolar, las ubican en mejor situación que los varones. En Bolivia los varones presentan niveles de acceso y de graduación, tanto en la escuela primaria como en la secundaria, mayores que las mujeres.

La pérdida de alumnos en el nivel superior es de alrededor del 10% de la matrícula, lo que se refleja, para este grupo de países, en un nivel de graduación del orden del 20% de la población de entre 30 y 33 años, con excepción de Brasil, donde esta variable es más reducida.

Cuatro de cada 10 estudiantes en educación superior no se gradúan

.

En México, Nueva Zelanda, Suecia y los Estados Unidos más del 40% de aquellos que ingresan a la educación superior no se gradúan, según datos de la Organización para la Cooperación el Desarrollo Económico (OCDE); mientras que el promedio de los países miembros de esa organización es del 31%.

Según el estudio realizado por la organización, las tasas de graduación varían mucho entre los países. Mientras que Estados Unidos y México se encuentran entre los países que tienen menos alumnos graduados; en contraparte en Bélgica (la comunidad flamenca), Dinamarca, Francia, Japón, Corea, España y la Federación Rusa la proporción es del 25%.

 

Además del estudio en mención, la OCDE realizó proyecciones para el año 2025 con tendencias a 30, 20 y 10 años; según las cuales Canadá pasará del 46% que tenía en 2005 a un máximo de 52% en sus tendencias a 30 y 20 años.

 

Las estimaciones para México indican que tendrá un crecimiento de 7% máximo; mientras que el promedio de la OCDE es del 10%, por lo que con los datos observados y las proyecciones se seguirá por debajo del promedio de la organización.

Universidades, entre las instituciones de mayor confianza

.

Las Universidades ocupan el segundo lugar de las instituciones que gozan de mayor aceptación en México, inmediatamente después de la iglesia; el tercer lugar lo ocupa el ejército, mientras que el cuarto los medios de comunicación son las instituciones, según la Encuesta Nacional sobre Confianza en las Instituciones, elaborada por Consulta Mitofsky.

En enero de 2010 fue realizado el estudio a mil personas mayores de 18 años, cuya selección fue aleatorea y distribuida en 100 secciones electorales de México. En ese estudio los mexicanos calificaron la confianza que les inspiran algunas de las principales instituciones del país.

Dadas sus características la encuesta muestra la evolución y la posición que ocupa cada institución.

Los resultados se clasifican en 3 grados de confianza: alta, media y baja

 

Es de destacar que entre la primera (mayo 2006) y la última aplicación de la encuesta (enero 2010), la mayoría de las instituciones ha perdido confianza entre los mexicanos, aún las universidades que se encuentran en primera posición tienen una diferencia de 0.5 puntos porcentuales menos, además de que el año pasado ocupaba la primera posición.

 

Nota: La escala de calificaciones va de cero al 10, donde cero significa nula confianza en la institución y 10 absoluta confianza.

Otros elementos destacables son:

  • las universidades y la iglesia desplazaron al ejército, que en 2007 estaba en mejor posición.

  • las mujeres sienten más confianza en todas las instituciones que la que muestran los hombres.

  • los jóvenes, muestran una tendencia ligeramente con más confianza hacia la mayoría de las instituciones.

  • los panistas son quienes muestran mayor confianza hacia todas las instituciones evaluadas, muy por arriba del promedio que manifiestan los perredistas y los ciudadanos independientes; además de que el presidente aparece en el grupo de alta confianza, además de que en primer lugar ubican al ejército.

  • Las variaciones entre las regiones también es considerable, en el sur del país es donde la iglesia es la institución más confiable y por el contrario a las universidades las manda al 4to. Lugar. El centro del país, que incluye a la ciudad de México, presenta en general las peores calificaciones para cada institución, sobre todo para las de orden político, a las que nunca sube de 5.5 en promedio.

 

Mejores resultados en grupos pequeños

.

México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que tiene la mayor proporción de estudiantes por profesor, aun por arriba de Turquía.

En una nota publicada por el diario Reforma (3 de septiembre de 2010), personal directivo y docentes que obtuvieron los mejores resultados, en el Estado de México, en la prueba de Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE), sostienen que la clave para los buenos resultados son los grupos pequeños, de alrededor de 25 niños.

Uno de los argumentos que se manejan es la atención personalizada que se da a cada alumno: “La fórmula son grupos pequeños y trabajando con las necesidades de cada uno de nuestros alumnos” (Idem).

Sin que este sea el único ni el factos más importante, según los datos de la OCDE, México registró la mayor concentración de estudiantes por profesor, con porcentajes muy superiores a los del promedio de la organización.

 

Los datos de México resultan desfavorables aún comparados con países latinoamericanos como Chile y Brasil. Habrá que tener en consideración estos datos y, sin pretender que esto explique en su totalidad los malos resultados, hay que tener en consideración estos factores.

Sin embargo también hay que tomar en consideración que en lo que a educación universitaria se refiere, México tuvo menos población estudiantil por profesor: 14.5, en tanto que el promedio de la organización fue 15.3 y aún así ese nivel educativo no se ha destacado.