Archiv para 23 diciembre, 2009

Polémica entre Narro y Lujambio

.

Segunda parte

En la polémica desatada entre el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro, y el Secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, los dos puntos centrales son: la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) y la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS).

El caso de la prueba ENLACE, ha sido abordado en la primera parte de estas notas. En tanto que lo que se refiere a la RIEMS, la decisión de la UNAM ha sido de no participar en ella.

El 8 de diciembre José Narro, afirmó que no aceptan la Reforma al Bachillerato promovida por la Secretaría de Educación Pública (SEP) porque no se puede seguir un solo camino en la educación pre universitaria y subrayó que la UNAM tiene una tradición en este nivel de estudios desde 1868 (Reforma, 15 de diciembre, 2009).

La RIEMS, como el resto de las reformas educativas impulsadas por la actual administración de la SEP, no toca los temas de fondo de la deficiente calidad educativa. La principal modificación es modificar algunos términos educativos, sobre todo lo que tiene que ver con las ya famosas competencias; pero hay que recordar que ellas son un enfoque y no una nueva pedagogía.

Son un enfoque que en educación media superior (EMS) puede ser muy reduccionista y esclavizante. Poco en realidad cambia con la RIEMS y el Sistema Nacional de Bachillerato que la acompaña. Ambos encapsulan en lugar de liberar a la EMS. La RIEMS perpetúa la segmentación de estudiantes al permitirles, como siempre, a los educandos de bachillerato general, la profundización de sus disciplinas para una formación liberal, mientras que a los estudiantes de los bachilleratos tecnológico y profesional los predetermina hacia una formación eficientista, como bien lo señala Eduardo Andere (Reforma, 13 de diciembre, 2009).

Los documentos de la RIEMS llevan a confusiones, pues mientras en matemáticas no existen las competencias disciplinares extendidas, en el resto de las disciplinas las competencias básicas y extendidas utilizan un lenguaje muy abstracto. Así, los maestros harán lo mismo que saben hacer, es decir, lo que hacían antes, pero ahora le llamarán “por competencias” (Idem).

En esta polémica también han intervenido algunos otros personajes que difieren con los planteamientos de Narro. La actual directora del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Yoloxóchitl Bustamante Díez (quien asumió el cargo el pasado 12 de diciembre), explicó: “No discrepamos de ese modelo porque de alguna manera podemos decir que cuando la subsecretaría (de Educación Media Superior) empezó a trabajar en este proyecto, el Politécnico fue una de las instituciones consultadas, la cual propuso la manera en que se hicieran las cosas para que ese proyecto se consolidara. Es algo que nosotros ya estamos aplicando desde 2004″ (La Jornada, 16 de diciembre, 2009).

Las posiciones están divididas, pero lo más destacado en esta polémica es que, a diferencia de lo que sucede con la reforma en Educación Básica, una institución tan importante como la UNAM está ejerciendo una fuerte presión sobre la SEP para revisar la reforma en el nivel medio superior.