Archiv para 8 diciembre, 2009

Educación, laptops y desvíos

.

En estos días han salido a la luz una serie de datos sobre educación que siguen mostrando lo que ya todos sabemos: la educación en este país es un desastre.

En el periódico Reforma del 7 de diciembre, aparece una nota, “Esconden gastos la SEP y el SNTE”, que afirma que hay un fondo de más de mil 900 millones de pesos en fideicomisos de “tecnologías educativas y de la información” para comprar computadoras, laptops, para los maestros.

Originalmente se había pensando que los profesores tendrían que pasar por un examen antes de darles las computadoras, pero ahora no, ya no habrá examen, las computadoras simplemente se darán.

Aunado a esto es que se darán sin una licitación abierta porque vienen de un fideicomiso, y éstos no tienen que pasar por las licitaciones.

Los recursos están integrados en 32 fideicomisos estatales que manejan los secretarios de educación en los estados y los secretarios de las secciones sindicales. Por el comité operador están el Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Guillermo Bernal; el director de personal, Édgar Ibarra y el director de Tecnologías de la SEP, Jacobo Bello Mientras que por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) están Juan Díaz de la Torre, Luis Manuel Hernández y Héctor Jesús Hernández Esquivel. Estas seis personas serán las encargadas de seleccionar a los proveedores de los equipos.

En el plan original, el Gobierno apoyaría a los maestros para la compra de una computadora. Ahora las pagará en su totalidad.

Para el próximo año se definirán a 4 proveedores, a quienes se les comprarán cerca de 300 mil computadoras laptop, con un costo de 500 dólares. Ellas tendrán conexión gratis a internet por 6 meses y serán donadas a los profesores.

Para obtener la computadora, los maestros deberán acudir a las distintas secciones sindicales, solicitar un formato de inscripción al programa y llenarlo. Es decir ya no habrá ningún tipo de certificación para su utilización.

Por otra parte, en El Universal, también del 7 de diciembre, se mencionan algunas cifras escandalosas: de 423 mil profesores de educación básica que se sometieron a un examen, el 90.4 % no lo pasó.

La nota está titulada “Premian a maestros reprobados”. En ella se refiere que el 90.4 % de los profesores que no aprueban el examen de calidad que pone la SEP se les van a dar sus laptops. Estos datos parecen corroborar el título del texto, parece ser justamente una premiación a los malos resultados. No hay una relación directa entre la dotación de computadoras y la mejora en los resultados educativos.

Ahora con tantas evaluaciones, queda muy claro en el tema educativo, que se trata de una zona de desastre, que se gasta mucho dinero, y que los resultados no son nada satisfactorios. Las evaluaciones no solamente dejan en claro que los profesores han reprobado, también los alumnos están saliendo de las escuelas con una formación deficiente. Todo esto sin mencionar la falta de rendición de cuentas de los recursos que el gobierno federal envía a los estados para la educación (el periódico Reforma, ha venido publicando una serie de reportajes al respecto).

Pero además lo que está muy claro también es que existe un entramado, conformado por el sistema sindicalista-burocrático, que impide que las cosas cambien.

Hay una constante acusación por parte de estos actores respecto de quién es la culpa de los resultados obtenidos: la semana pasada se publicaron las declaraciones del líder del SNTE, diciendo que la culpa no es de ellos, es de la SEP, porque es ella la encargada de la formación de los maestros.

El diagnóstico de la educación es claro, las posibles soluciones también; sin embargo no hay voluntad política para cambiar las cosas.