Archiv para junio, 2009

Casi 9 de cada 10 profesores mexicanos quieren recibir más cursos y talleres, el promedio más alto de la OCDE

.

Casi 9 de cada 10 profesores mexicanos (85.3%) desean mayor desarrollo profesional, según los datos dados a conocer durante el presente mes de junio por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Este dato coloca a México como el país con el más alto porcentaje.

TALIS es la primera encuesta internacional sobre enseñanza y aprendizaje (TALIS, por sus siglas en inglés), fue realizado –durante el 2007 y 2008– a 70 mil maestros y directores de secundarias de 23 países de la OCDE y siete naciones más. México y Brasil son los únicos países latinoamericanos que participaron.

Según esta encuesta la mayoría de los maestros mexicanos señaló que le gustaría haber recibido más formación profesional en los últimos meses y que con frecuencia no se sienten suficientemente preparados para enfrentar a las dificultades en su trabajo ante el grupo.

Como se observa, el promedio de la OCDE, la mitad de los profesores encuestados deseaba tener mayor desarrollo profesional. El rango va desde el más bajo, 31% en Bélgica, hasta los porcentajes más altos, arriba del 80%, en Malasia, Brasil y en México.

Otro dato destacable señala que el porcentaje de maestros mexicanos cuya escuela reporta una falta de maestros calificados (según los directores) como un factor que dificulta el aprendizaje es casi dos veces el promedio de los países (64% frente al 38% del promedio de TALIS). Una diferencia similar se muestra en los reportes de los directores para la falta de técnicos de laboratorio (65% de los maestros, contra el 33% de la media de la OCDE), y en menor medida con respecto al personal de apoyo educacional (65% frente al 48% para el promedio del TALIS) y otro personal de apoyo (69%).

En México, la asistencia a “Cursos y talleres” (94%) fue la principal forma para fomentar el desarrollo profesional de los maestros, a diferencia del resto de países que señalaron como primera opción el “Diálogo informal para mejorar la enseñanza”, con 93%.

El porcentaje de maestros mexicanos que reportan haber tomado un curso de desarrollo profesional durante los 18 meses anteriores al estudio es relativamente alto en México (92% en comparación con el promedio de la OCDE de 89%).

México también tiene más de dos veces el promedio de días que los maestros invierte en su desarrollo profesional (34 frente a 15 del promedio del TALIS). Aunque también destaca que son los maestros más preparados quienes reciben más cursos, por ejemplo, los maestros con maestría o algún grado académico recibieron casi el doble de cantidad de días de cursos que aquellos que no tienen licenciatura.

Los maestros que dan clases en los pueblos, en promedio tomaron 8 días menos que aquellos que viven en una pequeña comunidad o en una gran ciudad.

A partir de esta información se pretende proporcionar una oportunidad para que maestros y directores den su aportación en el análisis educativo y en el desarrollo de políticas en algunos de los principales ámbitos de la política. Pretende que las experiencias que tienen los profesores en diferentes partes del mundo, sirvan para enfrentar los retos similares y aprender de otros enfoques de política.

Bachillerato, nivel con mayor abandono escolar en Puebla

.

La deserción en el bachillerato es un problema en Puebla, 10 de cada 100 alumnos que se inscriben en este nivel abandonan la escuela.

El abandono escolar es uno de los problemas más graves que enfrenta la educación media superior en el país, no sólo en Puebla, llega a alcanzar hasta 40 % de los estudiantes.

Las causas de deserción son diversas: entre las principales destaca que más de una tercera parte de alumnos reprueba en el en el bachillerato, lo que motiva el abandono de las clases.

Otra causa de deserción que ha sido identificada en diversos estudios es la necesidad de dejar los estudios por tener que cuidar a algún familiar, así como la falta de ingresos de la familia y en consecuencia la incorporación al mercado laboral.

Asimismo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha aceptado que el abandono de los estudios, por parte de los alumnos del bachillerato, se debe a que no se sienten satisfechos con lo que están aprendiendo en las aulas.

El subsecretario de Educación Media Superior de la SEP, Miguel Székely Pardo, señaló que 40 % de los jóvenes que cursan bachillerato desertan en el primer y segundo año no por causas económicas sino porque los programas de estudio no responden a sus intereses y necesidades. Además agregó que el bachillerato es el nivel de estudios de mayor deserción entre los estudiantes en el país (El Financiero, 9 de junio de 2009).

En Puebla, a semejanza de lo que ocurre en el país, el problema del abandono de estudios en el bachillerato es mayor que el registrado en primaria y secundaria:

En primaria sólo 1 de cada 100 alumnos abandonan los estudios, en secundaria 5 de cada 100 y en bachillerato lo hacen 10 de cada 100 alumnos, es decir que el promedio de alumnos que abandonan la escuela se duplica de secundaria a bachillerato.

Al problema anterior hay que agregar que acceden a este nivel solamente 64 de cada 100 muchachos que están en edad de cursar el bachillerato. De esta manera se puede decir que se está dejando sin educación de este tipo a 46 de cada 100 (sumando falta de cobertura y deserción).

Como se observa, la situación de la cobertura se agrava cuando se avanza en los grados de estudio.

Juan Ramón de la Fuente, ex- rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hace algún tiempo señaló que para resolver el problema de la deserción (en nivel medio superior y superior) hay que explorar y fortalecer los sistemas de educación a distancia, como un camino para lograr la cobertura y deserción.

Puebla tercera entidad en becarios de posgrados

.

El estado de Puebla tiene mil 324 becarios en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), lo que coloca a la entidad en la 3ª posición en cuanto al otorgamiento de becas de posgrados, según datos de la Secretaría de Educación Pública en el estado.

El Conacyt, en el 2008, tenía registradas mil 171 becas nacionales de posgrado para estudiantes poblanos, las cuales se han distribuido en los niveles de:

En cuanto a los apoyos para realizar estudios en el extranjero, 153 poblanos han sido beneficiados por el programa de becas, lo que garantiza su manutención, la matrícula y el seguro médico.

Lo anterior ha significado una inversión de 118 millones de pesos.

De acuerdo con datos del Conacyt, la mayor demanda de becas se ubica en las áreas de ingeniería y ciencias sociales y humanidades.

En este rubro de becas, el Conacyt ha anunciado que disminuirá, durante el 2009, más del 60 % de las becas de posgrados al extranjero, al otorgar sólo 500 (de mil 500 que se asignaron el año anterior).

A nivel nacional, mientras que en 2008 se asignaron 3 mil 400 millones de pesos a becas, para 2009 se destinaron 3 mil 600 millones, lo que significa un escaso incremento para nuevos apoyos.

Los escasos recursos destinados este año a becas afectan principalmente a los apoyos al extranjero, se reducirá una tercera parte, debido a los costos de la divisa y el bajo presupuesto.

La disminución de becas al extranjero impedirá la formación de especialistas en otros países, con el fin de que se fortalezcan la ciencia y la tecnología nacionales.

Insuficiente cobertura en educación superior

.

Odiosas comparaciones: al menos 20 años de rezago en cobertura

México tiene un rezago superior a 20 años en la cobertura de educación superior, comparada con países de la región que tienen un desarrollo similar, según lo señaló la Secretaría de Educación Pública (SEP), a través del subsecretario de ese nivel, Rodolfo Tuirán.

El funcionario resaltó que si en 2012 el país llega a la meta de 30 % de cobertura, en 2020 se alcanzará el nivel de Chile, que cubre al 45 % de su población en edad de estudiar la universidad y en 2030 el de Argentina que atiende al 60% de jóvenes. Lo anterior equivale a decir que hay un rezago de 22 a 23 años.

El total de la matrícula de educación superior, el 93% está en licenciatura, sin embargo los posgrados representan, cualitativamente, una parte muy significativa de ese nivel.

En Puebla, durante el ciclo escolar 2007-2008 en las 225 Instituciones de Educación Superior (IES) se atendieron a 159 mil 941 estudiantes, lo que equivale a tener una cobertura, en este nivel, del 30.10 %, cinco puntos porcentuales por arriba del promedio nacional.

Si bien la cobertura estal es mayor a la nacional, ésta sigue muy lejos de lo óptimo.

El rector de la UNAM, José Narro Robles, en un discurso pronunciado a principios de este mes de junio con motivo de la inauguración de las actividades del año 50 de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), subrayó que la pobreza, la injusticia y los enormes contrastes sociales entre la población mexicana sólo se resolverán mediante “una cirugía mayor”, la cual implica cambios profundos en los esquemas y más inversión en el sector educativo, en particular en el nivel superior y en la investigación.

Señaló enfáticamente que sin un buen desarrollo en educación superior, sin un sistema sólido, fuerte y estable en ciencia y desarrollo tecnológico, no puede haber un verdadero desarrollo (La Jornada, 3 de junio).

En el mismo evento, Tuirán no sólo ratificó lo señalado por el rector, sino que además agregó los siguientes datos: 60 % de los jóvenes con un nivel económico alto estudia una carrera universitaria, mientras que sólo 5 % de los jóvenes de entre 19 y 23 años en situación de pobreza acceden a estudios universitarios. Lo que ejemplifica claramente la desigualdad existente en este país.

La cobertura es sólo una parte de la problemática de educación superior, además hay que agregar la calidad de ésta. Según el reporte global de competitividad 2008-2009 México se ubica –respecto a 134 naciones– en las siguientes posiciones: lugar 127 en matemáticas y ciencias, 105 en disponibilidad de científicos e ingenieros y 79 en la calidad de las instituciones de investigación.

Lo que los padres de familia deben saber antes de inscribir a sus hijos a la preparatoria

.

Ante los próximos procesos de admisión para el nivel medio superior, de instituciones públicas  y privas en el estado, algunos padres se preocupan por inscribir a sus hijos en una escuela segura, es decir, que ofrezca la mejor oferta educativa y que tengan el reconocimiento, de los organismos competentes, para su funcionamiento.

Según las estadísticas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de inicio de curso 2007-2008, en Puebla se tienen registrados mil 102 bachilleratos generales, de los cuales 323 son privados y 58 bachilleratos tecnológicos, 21 de ellos privados.

Ante la presencia de tan grande cantidad de instituciones privadas de educación media superior ¿cómo estar seguros de que la preparatoria o bachillerato del interés de sus hijos cuente con Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE)?

Los RVOE son registros para garantizar que la educación impartida por particulares sea de calidad. Ellos son expedidos por el Gobierno Federal, a través de la SEP –esta última, con la facultad también de revocarlos.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en un artículo titulado Brújula de compra, recomienda observar los siguientes pasos:

  • 1.Solicitar al plantel la clave de incorporación a la SEP.
  • 2.Verificar que el RVOE corresponde al bachillerato o carrera en la que se inscribió. Esto porque una institución puede tener un bachillerato o varias carreras y, por tanto se necesitan este reconocimiento por cada uno.
  • 3.Se pueden comprobar dichos datos en el Sistema de Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (http://www.rvoe.sems.gob.mx), el cual permite consultar todos los planteles privados, en el país, que ofrecen carreras con RVOE y el estatus con el que cuenta. Es decir, que si no se encuentra una institución en la lista es que no cuenta con dicho registro.

Además de este sistema, también se puede solicitar información en el teléfono número (01-55)-3601-1000 extensiones 18566 y 18526 y en rvoe@sems.gob.mx.

Los requisitos para que un particular obtenga un RVOE son:

1.-Cumplir con la normatividad nacional (artículo 3o. de la Constitución y la Ley General de Educación).

2.-Cumplir con los planes y programas de estudio que la SEP autorice.

3.-Proporcionar un mínimo de becas en los términos de los lineamientos generales.

4.-Contar con:

  • a.Personal que acredite la preparación adecuada para impartir educación y, en su caso, satisfagan los demás requisitos a que se refiere el artículo 21;
  • b.Instalaciones que satisfagan las condiciones higiénicas, de seguridad y pedagógicas que la autoridad otorgante determine. Para establecer un nuevo plantel se requerirá, según el caso, una nueva autorización o un nuevo reconocimiento, y
  • c.Planes y programas de estudio que la autoridad otorgante considere procedentes, en el caso de educación distinta de la preescolar, la primaria, la secundaria, la normal, y demás para la formación de maestros de educación básica.
  • d.Facilitar y colaborar en las actividades de evaluación, inspección y vigilancia que las autoridades realicen u ordenen.

Aunque la mayoría de instituciones educativas que se encuentran funcionando cumplen con los requerimientos, por tanto su situación es regular, existen otras que no cumplen con sus obligaciones y, por ello la SEP revocó 172 permisos a 93 escuelas de 11 estados de la República distribuidos de la siguiente manera:

Así que si se tiene el conocimiento de que el personal de la escuela de interés no cuenta con capacitación, las instalaciones no son las adecuadas, funcionan en casa-habitación; ya es motivo para dudar de su reconocimiento y es necesario consultar el catálogo.