¡Bravo, México!

Alejandro Bonilla G.

Las justificaciones están de más.

Ante las conferencias de prensa desafortunadas, videos que se han venido filtrando en redes sociales, manifestaciones mayoritariamente pacíficas, pruebas de infiltrados en las mismas, gritos de justicia y clamores por conocer la verdad, ante todo aquello, algo se les ha olvidado a muchos: no son 43 estudiantes desaparecidos, son miles de personas que están tomando como estandarte de su propia lucha, semejante atrocidad.

Las manifestaciones multitudinarias de las que hemos sido testigos son históricas y el Estado mexicano lo sabe. Probablemente desde la irrupción del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en la madrugada de 1994, no se habían presentado eventos claramente provenientes de la sociedad civil exigiendo el esclarecimiento de hechos. Como entonces pasó, el pueblo mexicano le reclama a su Estado el cese a la violencia institucional y el esclarecimiento de un hecho tan indignante como trágico.

croni002 - copia

La bandera de México está teñida de sangre.

Se les debe explicar a los niños y niñas el sentir de una gran parte de los mexicanos. Ocultar las cosas solo ocasionará que se nos olviden y ante estos hechos, no podemos ni debemos olvidar.

 

Probablemente el #YaMeCansé del Procurador Murillo Karam, es el reflejo de un Estado que parece superado por la delincuencia y es ahora un estandarte de lucha y protesta social.

¡No tengas miedo, México! La protesta social es un derecho, sin vulnerar el de otros. Demostremos al Estado mexicano y a los medios de comunicación institucionalizados que juntos somos más fuertes y que por fin, nadie nos puede engañar.

Que continúen los movimientos sociales legítimos, sin aparición de protagonistas políticos que buscan cámaras y reflectores. Las miradas deben estar sobre las madres y padres que lloran a sus hijos, en la señora ama de casa o profesionista que salió a la calle a llorar la ausencia de un hijo que no conoce y no es de ella, al estudiante que decide hacer paro activo en su Universidad, al profesor que está a la par de sus alumnos y da pasos lentos y cansados por las calles de nuestro amado México.

Las cámaras deben estar sobre las fotos de 43 jovenes que se erigen sobre el monumento a la memoria colectiva. México tiene memoria.

croni003 - copia

¡Sigamos haciendo historia! ¡Los culpables no son solamente los que ya están en la cárcel y en proceso de un juicio! Algunos otros continúan despachando en sus enormes oficinas, con trabaje y corbata.

¡Bravo, México!

Síganme en Twitter: @AlexBonillaG

croni001 - copia

Trackback from your site.

Leave a comment