No, Señor Presidente

Alejandro Bonilla G.

No, señor Presidente. Una reunión de cinco horas con padres de los 43 jóvenes desaparecidos no soluciona nada.

Una conferencia de prensa donde mostraba a los periodistas un rostro desangelado, somnoliento y conciliador, tampoco es suficiente.

croni011

La licencia del Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, tampoco es suficiente.

La detención del Presidente Municipal de Iguala y su esposa tampoco será suficiente, incluso su juicio que, es evidente, será un acierto a su lastimada popularidad nacional, incluso antes de los lamentables hechos de Iguala, no.

¡Es su trabajo! ¿No acaso tiene el Estado al que Usted representa el monopolio de la fuerza y la impartición de justicia? ¡No haga compromisos, actúe!

La aparición de los 43 es el reclamo mínimo y aún con ellos en sus casas, no será suficiente y no lo será porque existen, además de ellos, miles de desaparecidos y muertos.

croni012

Limpie las corporaciones policiacas plagadas de delincuentes con uniforme oficial, algunos bajo amenazas, otros por necesidad, algunos obligados por sus superiores y otros por el aprecio inequívoco que le tienen al dinero que tiñe de rojo. Limpie la Procuraduría General de la República y limpie a los jueces, Ministerios Públicos, dependencias de gobiernos, Secretarías, al IMSS, a las corporaciones de tránsito de cualquier municipio.

Le recuerdo, Señor Presidente, que usted fue electo por nosotros y que, como ha pasado en los últimos años de la lastimada democracia mexicana (¿existe?), es el Presidente electo por la minoría del padrón de los votantes. Le recuerdo que Usted es mi empleado.

Es el empleado del obrero, de la mujer trabajadora, del señor que trabaja dignamente en el metro o canta en los autobuses; Usted es empleado de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, no se deje engañar. 

croni013

México no necesita más discursos irrelevantes sobre el compromiso ineludible de la Presidencia de la República que Usted encabeza para atender las demandas y el esclarecimiento de los lamentables hechos acaecidos en el lastimado Estado de Guerrero. 

Si es necesario que no duerma, que así sea. Si no puede resolver el crimen de Estado, renuncie. Porque sí, fue el Estado; el estado como Institución y en sus diferentes niveles de gobierno, algunos por acción y otros por omisión, son responsables.

Usted también es responsable.

¿Con la inteligencia del Estado Mexicano no sabían del negro historial del Presidente Municipal de Iguala? No insulte nuestra inteligencia. 

No, no es suficiente una conferencia de prensa y boletines oficiales.

Síganme en Twitter: @AlexBonillaG

Trackback from your site.

Leave a comment