LA CORTE DE LOS MILAGROS

Lo que callan los consejeros del IEE (Parte III y última)

.

De las muchas observaciones que aparecen en los reportes de las siete auditorias realizadas por la Contraloría Interna al ejercicio presupuestal del Instituto Electoral del Estado (IEE) durante el 2007, la más recurrente son las compras fraccionadas  en papelería, consumibles, equipo de cómputo e impresiones.

Otra de las empresas —además de Target Eye— beneficiadas con esta irregularidad fue Colorset, a la cual se le hicieron compras fraccionadas por más de cien mil pesos, no obstante los errores cometidos desde su primer contrato: la impresión de las convocatorias para los aspirantes al cargo de consejeros distritales.

La primera remesa de estas convocatorias salió con tantos errores de impresión que, de plano, hubo necesidad de repetirla, pero con cargo a las finanzas del IEE. Y en la segunda remesa, a Colorset se le olvidó escanear la firma del consejero presidente, por lo que éste tuvo que firmar una por una las nuevas convocatorias.

A la empresa que proveyó las lonas también se le hicieron compras fraccionadas por más de 130 mil pesos.

Las compras hechas a ambos proveedores —de los que no existen antecedentes en el IEE— fueron observadas por la Contraloría Interna, cuya entonces titular, Dalhel Lara Gómez, estimó que éstas infringían los artículos 26 y 60 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público Estatal y Municipal.

Otra irregularidad que también fue observada en una de las auditorías fue la compra de canastas navideñas a Prissa Vinos y Licores por un monto de 19 mil 869 pesos. Dichas canastas —cuyo destino jamás se informó en un reporte por escrito— se cargaron a la partida 3810 denominada Gastos de Representación.

Lo mismo ocurrió con la compra de libros, 40 arcones, un reproductor de video, un minicomponente, una pantalla plana y demás regalos, por un total de 429 mil 997 pesos, que supuestamente se distribuyeron entre los representantes de los medios de comunicación en una cena de fin de año.

A manera de colofón, habría que apuntar que en agosto de 2007, por instrucciones del consejero Jorge Sánchez Morales, la partida 3810 —que por normatividad de la Secretaría de Finanzas y Administración estaba cancelada— fue dotada de suficiencia presupuestal, y que de los 460 mil 995 pesos que se ejercieron en los últimos cinco meses del año, el 90% fue absorbido por la presidencia del Instituto Electoral del Estado.

***
La versión que anoche corrió en el sentido de que el general Mario Ayón Rodríguez presentaría hoy su renuncia como secretario de Seguridad Pública y Vialidad del estado, y que en su lugar sería nombrado Alejandro Fernández Soto, es totalmente falsa.

Tan falsa que hoy, en un acto público de la Policía Metroplolitana, el general Ayón dejará en claro que no tiene la mínima intención de irse, hasta que oficialmente se lo pida quien lo designó en el cargo.

Comentarios a periodistasoy@hotmail.com

Popups Powered By : XYZScripts.com