LA CORTE DE LOS MILAGROS

De alianzas y resignados electorales

.

 

María Pineda

LA CORTE-02

En abril de 2017, los diputados morenovallistas encabezados por Jorge Aguilar Chedraui celebraron la inhabilitación de Eduardo Rivera Pérez, quien hoy disfruta de una breve victoria ante su virtual postulación a la alcaldía de Puebla.

Nueve meses después, los acuerdos que alcanzó su jefe Rafael Moreno Valle con Ricardo Anaya Cortés, provocaron que los legisladores cambiaran el semblante triunfalista que les provocó frenar política y electoralmente a su enemigo, por el de una disimulada resignación.

Inclusive, los diputados del PRI, PRD, PVEM y Movimiento Ciudadano percibieron el cambio en el ánimo de los integrantes de la bancada del PAN, en especial en Aguilar Chedraui, a quien durante las sesiones celebradas este miércoles y jueves, se acercaron para brindarle un abrazo.

Aunque el cambio en el escenario electoral lo dejó fuera de la nominación por la alcaldía de Puebla, el panista ya tomó una determinación: buscará la candidatura a diputado federal.

Como opciones tiene los distritos 9 y 11 de la capital, a los cuales la Comisión Permanente Nacional del PAN todavía no les asigna el género del candidato.

En ambas demarcaciones tiene trabajo y conocimiento entre el electorado, pero todo se inclina a que su nominación será por el distrito 9, el norponiente de la capital, en donde mantiene una estructura que en 2015 permitió a Genoveva Huerta ganar la elección.

Partidos no recurrirán a las figuras de asociaciones electorales

A pesar de que en julio de 2017 el Congreso aprobó una reforma que consideró a las asociaciones electorales como una figura para formalizar alianzas, preservar el registro de partidos políticos estatales y repartirse, de manera previa el número de votos, todo parece indicar que los partidos dejarán fuera esta opción.

En los pasillos del Instituto Electoral del Estado (IEE) se sabe que los institutos políticos se encuentran afinando los detalles de los convenios de coalición que registrarán a más tardar el 2 de febrero.

El bloque que ya se tiene listo es el del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, a los cuales se sumarán Compromiso por Puebla y Pacto Social de Integración.

Se espera que Nueva Alianza se incluya en esta coalición que tendrá como abanderada a Casa Puebla a Martha Erika Alonso Hidalgo para la gubernatura.

Además de los aliancistas, Morena formalizará su participación con Encuentro Social y el PT; mientras que el PRI todavía no logra sumar al Verde Ecologista de México.

¿Cuál será la razón por la que prefirieron hacerle un desaire a esta nueva forma de postular candidatos?

Los enterados dicen que existe el temor de que no aguante una impugnación, pese a que en estados como Baja California, Durango y Estado de México, una figura similar pasó por el tamiz de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¿A qué le tendrán miedo o será que lo que están buscando es reducir el número de partidos, por aquello de que entre menos burros más olotes?

Por cierto, otro tema que seguramente seguirá dando de qué hablar es el de los candidatos independientes.

Y es que a pesar de que la Sala Regional de la Ciudad de México dio un revés a uno de los aspirantes al señalar que no conformó su planilla regidores, se espera que esto, lejos de tranquilizar las aguas amenaza con convertirse en una tormenta.

¿La razón? existe una fuerte inconformidad con la manera en la que el IEE ha dado trámite a las impugnaciones presentadas, pues acusan dilación y negligencia por parte del personal del órgano comicial.

***

Correo: mariana.quirogap@gmail.com

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Antes de enviar el formulario:
Human test by Not Captcha
Popups Powered By : XYZScripts.com