Negocia Moreno Valle derrota de Edgar Salomón en Texmelucan

Fermín Alejandro García // Cuitlatlán // La Jornada de Oriente
Martes 14 Mayo 2013 - 07 : 49
La prueba de que el ex presidente del Congreso local ya no tiene todas las simpatías de Casa Puebla es que desde el Poder Ejecutivo se ha estado apuntalando de manera decisiva las aspiraciones del empresario Rafael Núñez Ramírez, quien primero fue postulado –por segunda vez consecutiva– como abanderado a alcalde de San Martín Texmelucan por el Partido del Trabajo y acabó siendo apoyado por la coalición Puebla Unida, mediante una candidatura común entre ambas fuerzas políticas.

Desde el inicio del proceso electoral se ha visto al diputado con licencia édgar Salomón Escorza como una pieza del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas dentro del PRI, y se consideró que su postulación como candidato a edil de San Martín Texmelucan era una posición que había logrado el mandatario para asegurarse que esa plaza sería ganado por alguien de su grupo político. Sin embargo, esas circunstancias parecen haber cambiado radicalmente, ya que ha aparecido una serie de factores que hacen suponer que el jefe del Poder Ejecutivo le ha retirado parte de su apoyo al aspirante priista.

La prueba de que el ex presidente del Congreso local ya no tiene todas las simpatías de Casa Puebla es que desde el Poder Ejecutivo se ha estado apuntalando de manera decisiva las aspiraciones del empresario Rafael Núñez Ramírez, quien primero fue postulado –por segunda vez consecutiva– como abanderado a alcalde de San Martín Texmelucan por el Partido del Trabajo y acabó siendo apoyado por la coalición Puebla Unida, mediante una candidatura común entre ambas fuerzas políticas.

Una forma de fortalecer al contrincante de édgar Salomón es que desde Casa Puebla se frenó la rebelión que los principales líderes panistas de San Martín Texmelucan habían emprendido contra la arbitraria designación de Rafael Núñez, a quien ven como alguien no grato en Acción Nacional, luego de que este hombre de negocios hace algunos años desertó de las filas blanquiazules.

Resulta que un día acudieron los principales aspirantes del PAN a Casa Puebla a expresar su malestar por la nominación de Núñez. Los inconformes fueron atendidos por los dirigentes de los partidos que forman la coalición Puebla Unida y cuando estaban dialogando, uno de los panistas fue llamado para que pasara a otra área de la residencia oficial del titular del Poder Ejecutivo.

La persona que fue llamada aparte es Rubén Garrido, quien ya fue alcalde de San Martín Texmelucan era el principal prospecto para ser candidato a edil en esta ocasión y es parte de los primeros panistas que en la segunda parte de la década pasada dieron cobijo a Moreno Valle dentro de Acción Nacional.

Garrido fue trasladado al comedor en donde compartió el pan y la sal con el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, limaron asperezas luego de que se distanciaron en 2010 y durante tres horas analizaron las condiciones del actual proceso electoral.

Cuentan que al final el gobernador logró el compromiso de Rubén Garrido de parar la rebelión panista contra Rafael Núñez.

Que le arrancó al ex alcalde el compromiso de apoyar al candidato del PT y de Puebla Unida para que las bases del albiazul voten por el abanderado opositor al PRI.

Y que el compromiso quedó sellado con la promesa del gobernador de que si pierde el PRI en San Martín Texmelucan y gana Núñez, el 8 de julio, es decir un día después de los comicios, volverá a ver a Rubén Garrido en Casa Puebla para decirle qué posición ocupará en el Poder Ejecutivo.

Es decir, le habría ofrecido a Rubén Garrido que si logra contribuir al triunfo de Puebla Unida será recompensado con una importante y poderosa posición en el gobierno del estado.

De ser cierto ese acuerdo, ya no hay ninguna duda de que en Casa Puebla se quiere la derrota de édgar Salomón, uno de los primeros priistas que traicionó a su partido y se sumó a los intereses del gobierno panista que encabeza Moreno Valle.

¿Por qué ese cambio súbito?

Algunos actores señalan que el posible desencante que se percibe desde Casa Puebla es resultado de que édgar Salomón intentó engañar al gobernador, puesto que siempre vendió al grupo político del mandatario la idea de que tenía controlado al PRI de San Martín Texmelucan y todos los grupos del partido trabajarían para que en ese municipio ganara un candidato afín al jefe del Poder Ejecutivo.

Todo fue mentira, ya que Salomón en estos momentos no controla nada en el PRI, pues todos los priistas que buscaron la candidatura están en guerra en su contra.

La candidatura de Salomón fue impugnada por María de Lourdes Ocaña, quien es la esposa del actual edil de San Martín Texmelucan, Teodoro Ixtlapale, y por Félix Vargas Texcucano, un prestigiado médico que tiene mucha popularidad en el municipio.

Otra impugnación la hizo el litigante Pablo Minor, quien hasta hace unos meses era un aliado de Salomón Escorza, razón por la cual este último nombró al primero como responsable de una de las áreas jurídicas del Congreso local.

Ahora Minor es uno de los priistas que están inconformes con la postulación de Salomón y están haciendo lo posible para que pierda el abanderado del tricolor.

Dos mujeres que contendieron por la postulación, Janet González y Rita Amador, manifestaron su desacuerdo con la candidatura de Salomón, y no han hecho nada para ayudar a mejorar la imagen del abanderado.

Salomón había dicho que tenía controlado a todo el priismo de su municipio, pero el caso es que no pudo lograr una planilla de unidad y el día de los registros se anotaron cinco aspirantes a la nominación, situación que mostró la inexistente cohesión entre los principales líderes del Partido Revolucionario Institucional.

El principal problema del candidato priista es que se ha llenado de soberbia y prepotencia –quizá contagiada desde Casa Puebla–, por lo que no ha podido pactar el apoyo de las principales grupos de su partido.

Esa debilidad es la que ha creado desconcierto en Casa Puebla y es la razón por lo que se han mandado señales de apoyo en contra de Edgar Salomón.

Algunos conocedores de la política en San Martín Texmelucan dicen que el gobernador ha puesto a competir a los dos principales candidatos y acabará apoyando de manera decisiva a quien logre el mejor posicionamiento a mediados de junio.

Por ahora, quien lleva ventaja, sin duda alguna, es Rafael Núñez.­

Leído: 3790 veces

blog comments powered by Disqus