Diez medicamentos comunes que pueden envenenar a perros y gatos

Emilio Lino y Rolando Lino
Jueves 14 Marzo 2013 - 11 : 14
¡Mucho cuidado!
  • Diez medicamentos comunes que pueden envenenar a perros y gatos

Todos los que tenemos un perro o un gato, sabemos de los percances que pueden ocurrir si llegan a encontrarse con el botiquín. Algunos medicamentos pueden dañarlos seriamente y de hecho, 40 por ciento de las llamadas al Centro de Envenenamiento de Animales en Estados Unidos, se deben a intoxicación por fármacos de uso humano.

Por ello la Sociedad Americana para Prevenir la Crueldad con los Animales (ASPCA, por sus siglas en inglés) realizó una lista de las diez medicinas que más causan envenenamiento de mascotas. Son las que se describen a continuación.

Paracetamol

Aunque esta sustancia es un útil y seguro analgésico para las personas; en un perro daña severamente al hígado, y en un gato el efecto es aún más terrible. En ambas especies puede causar la muerte por necrosis hepática. La dosis letal en animales es de 150 miligramos por kilo, de tal forma que la ingesta de dos comprimidos llega a ser mortal. También les daña los glóbulos rojos, impidiendo la distribución de oxígeno, siendo esta otra forma en que puede ocasionarles la muerte.

Ibuprofeno

Este medicamento alivia el dolor y se puede llegar a encontrar en varios analgésicos comerciales como el Advil. El problema con este fármaco es que suele estar cubierto con una capa de azúcar, y esto incita a los perros a comerlo. Puede ocasionarles desde dolor estomacal hasta falla renal.

Tramadol

Analgésico recetado a las mascotas para algunos dolores, pero solo es recomendable en dosis bajas. De otro modo puede llegar a causar varios problemas como mareos, vómitos, temblores, o incluso convulsiones. También utiliza nombres comerciales como Gammadol o Tradol.

Dextroanfetamina

También llamado Aderall, dexodrina o desoxina. Este medicamento se usa para tratar déficit de atención y definitivamente la ASPCA no la recomienda para perros: puede causarles hiperactividad, temperatura alta, temblores y convulsiones.

Zolpidem

Este fármaco hipnótico permite a una persona con insomnio tener un sueño profundo y reponedor. Es por eso que casi siempre se dejan cerca de la cama, donde un gato puede llegar a encontrarlas. A los felinos les causa desorientación, vómito e híper salivación. En los perros produce debilidad y estupor. En ambos casos, ocasiona un funcionamiento irregular del corazón, y por lo mismo resulta muy riesgosa.

Clonazepam

Este medicamento ayuda como un medio contra la ansiedad, permite dormir y es un anticonvulsivo. Aunque algunos veterinarios lo emplean para tratar este tipo de problemas en canes y felinos; puede causarles presión baja, fatiga, problemas para caminar o incluso un colapso. También llega a causarles falla renal. En México se conoce con el nombre de Rivotril

Naproxeno

Este analgésico para tratar el dolor y la fiebre es de libre venta; pero puede provocar una falla renal o una úlcera en perros y gatos. Una dosis de 35 miligramos por kilo, les ocasiona intoxicación aguda; y los gatos son más susceptibles que los perros.

Duloxetina

Se utiliza como antidepresivo y en México se vende con el nombre de Cymbalta. Cuando un animal ingiere este medicamento, se afecta su vocalización, hay agitación, temblores; y si la dosis es demasiado alta o la especie demasiado pequeña, puede causar una convulsión.

Venlafaxina

Este es un antidepresivo y ansiolítico; que por alguna razón desconocida atrae de manera particular a los gatos. Sin embargo, al ingerirlo les causa daños graves en el riñón.

Aspirina

Aunque uno no lo esperaría, las aspirinas no le hacen bien a una mascota. Puede causarle mareos y en caso de que sufra una hemorragia, la aspirina retardaría la coagulación de una manera muy riesgosa. La aspirina suele utilizarse en perros, aunque también en ellos hay riesgos de sangrado espontáneo; y las hemorragias suelen ser más difíciles de controlar.

No todos los medicamentos humanos son peligrosos para los animales, pero la opción más segura es dejar las medicinas fuera del alcance de las mascotas; o podríamos llevarnos una desagradable sorpresa, ya que sus organismos no funcionan de la misma manera que el nuestro.

Leído: 28976 veces

blog comments powered by Disqus