Para Hombres: cómo elevar tus niveles de Testosterona

Rolando Lino Mina
Martes 05 Febrero 2013 - 14 : 39
Muchos beneficios
  • Para Hombres: cómo elevar tus niveles de Testosterona

La testosterona es la hormona de la masculinidad. Previene de enfermedades cardiacas; aumenta la resistencia a la actividad física; mejora el carácter, la capacidad intelectual; y es determinante en situaciones de competencia. También es la hormona sexual de los hombres: los hace más audaces para conquistar al sexo opuesto; incrementa el deseo sexual; provee una erección satisfactoria y es fundamental para asegurar la fertilidad masculina.

Pero ser un caballero saludable y un infalible Don Juan tiene sus exigencias. Existen formas naturales de mantener elevados los niveles de testosterona en los varones; pero no son caminos fáciles. Como muchos otros procesos que mejoran el estado físico; se requieren cambios en el estilo de vida y los resultados comienzan a observarse en el mediano plazo.

Suena complicado, pero no lo es tanto. Son cuidados personales y ajustes en la dieta; que –de por sí- se hacen indispensables a medida que se pasa de los treinta o se superan los cincuenta. Artículos científicos; revistas especializadas e investigaciones periodísticas reiteran algunas medidas de eficacia probada. Las que se señalan a continuación son las imprescindibles.

Evitar el sobrepeso

Varios estudios científicos han demostrado que la obesidad disminuye los niveles de testosterona. Quizá dos o tres kilos de más no sean problema; pero tener un 30 por ciento más del peso adecuado –algo cada vez más común en la actualidad- puede afectar gravemente. El exceso de grasa corporal eleva la producción de estrógenos, en detrimento de la producción de testosterona. He aquí –entonces- una razón más para moderar el consumo de azúcares y carbohidratos refinados.

Vale la pena recordar –también- que el estómago tiende agrandarse a medida que lo vamos forzando a recibir alimentos más allá de su capacidad natural. Hay que ser cuidadosos y realistas para no comer más de lo que necesitamos para vivir. Si el problema de sobrepeso es grave –o se está agravando- un especialista sería lo más indicado para lograr una solución muy eficaz; aunque habrá que tener paciencia para ir viendo los resultados y sobre todo, para acostumbrarse a los nuevos hábitos. 

Ejercicio

Muchos caballeros no quieren escuchar esta palabra, y otros no tienen tiempo para prestarle atención. Sin embargo, una de las formas eficaces de elevar los niveles de testosterona es trabajar los músculos. Un estudio realizado en Finlandia, encontró que hacer ejercicio con pesas dos veces a la semana, es suficiente para incrementar hasta en un 50 por ciento los niveles de testosterona.

Otros especialistas y estudios recomiendan también el Entrenamiento en Intervalos de Alta Intensidad (HIIT, por sus siglas en inglés). Este consiste en hacer un ejercicio muy intenso (en un lapso, digamos, de unos 30 segundos); seguido de un intervalo de descanso de unos 90 segundos. Esta acción se repite varias veces, dependiendo de la resistencia que se vaya alcanzando. En internet pueden encontrarse varias rutinas e incluso videos para hacerlos adecuadamente y sin el riesgo de sufrir lesiones. ¿Los beneficios? Mejora la condición física, la capacidad atlética, la fuerza muscular; ayuda a metabolizar la glucosa, a quemar grasas; y sobre todo, aumenta los niveles de testosterona.

Colesterol e ingesta de Carne

Esta palabra nos pone los pelos de punta. Por todos lados nos dicen que el colesterol es malo para la salud y que ocasiona enfermedades en el corazón. Es cierto, pero también es mucho más complicado que eso. Vale la pena leer más a fondo sobre el tema. Sin embargo, ocurre que las células de Leydig (que se localizan en los testículos) requieren colesterol para producir testosterona.

Una vez más, la palabra clave es “moderación”. Un estudio publicado en International Journal of Sports Medicine encontró que los varones que consumían grasas de origen animal elevaron sus niveles de testosterona. Por eso, el desayuno típico de los hombres de la “vieja guardia” era huevos con tocino. Pero, si deseas preservar un nivel alto de testosterona sin poner en riesgo a su corazón, incluya en su dieta alimentos que contengan grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva, pescado, nueces, aceitunas o aguacates.

El consumo de carne roja eleva los niveles de testosterona. Algunos estudios sostienen incluso que la dieta vegetariana los reduce. Sin embargo, el no consumir carne puede compensarse con otras de las sugerencias expuestas en este mismo artículo.

El resto de la Dieta

La comida juega un papel fundamental en la producción de testosterona. Se requiere incluir en la dieta productos ricos en Zinc (queso fresco, leche bronca, frijoles) y Magnesio. Alimentos como el brócoli, la coliflor y la col ayudan a incrementar los niveles de testosterona, mediante la eliminación de los estrógenos en nuestro cuerpo.

Otras recomendaciones importantes

Controla el estrés. Se ha demostrado que los altos niveles de estrés inhiben la producción de testosterona. Además, durante el estrés producimos cortisol, otra hormona que de hecho bloquea los efectos de la testosterona.

Sé moderado con la cafeína, el alcohol y el cigarro. Consumir habitualmente y en exceso estos tres productos, reduce también los niveles de testosterona.

Duerme bien. Mientras dormimos se elevan los niveles de testosterona; especialmente en las fases de sueño profundo. Es por eso que cuando despertamos de un “sueño reparador”, llegamos a sentir un enorme deseo sexual.

Tener mucho sexo. Especialmente sexo por las mañanas, siempre que se tenga la oportunidad. La simple erección matutina aumenta el nivel de testosterona circulante. Si a eso le aumentamos la actividad física que se tiene en un encuentro sexual, tendremos también quema de grasas. (Twitter: @rolandolino)

Leído: 32028 veces

blog comments powered by Disqus